Presentación del blog

¡Saludos a tod@s!

Como su mismo nombre indica, este blog está destinado a recoger, paso a paso, todas mis salida, excursiones, rutas y viajes. Siempre a pié. Pequeñas escapadas, visitas a pueblos, rutas cortas, largos recorridos... Pero siempre a pie.

Mi idea es dar a conocer y compartir con todos mis lectores esos maravillosos rincones que muchos desconocemos y pasamos por alto, cuando están ahí, muy cerca de nosotros. O no tan cerca...


jueves, 24 de julio de 2014

CAMÍ DELS BONS HOMES - 7ª Etapa - L'HOSPITALET - COLL DE JOUX

22 de julio - Martes

Etapa no muy larga.
16 km.
Ayer no me quedó más remedio que cenar en la Gîte d'Etape (el albergue). También tengo que desayunar ahí esta mañana. No me queda otro remedio. En mi mochila ya no quedan provisiones.
Sólo espero que esta haya sido una incidencia puntual y que no tenga más problemas, porque he pagado un albergue, en el que he compartido habitación con dos personas más, a precio  de hotel...
Así pues, tras devorar en el desayuno todo aquello que se me pone por delante(el desayuno iba incluido en el precio), salgo en busca de la tienda del pueblo.


Otra dificultad con la que me encuentro es el idioma. Por aquí nadie habla ni media palabra de catalán, y eso que estoy a pocos kilómetros de la frontera. Con mucho esfuerzo encuentro a alguien con quien entenderme en castellano. Eso me dificulta un poco preguntar por lo que necesito... Tendría que estudiar idiomas...
Bueno, el caso es que pasadas las ocho de la mañana localizo la tienda. Está en la estación. Es el bar de la estación, que tiene una sala anexa donde venden algunas cosas. Muy poco repertorio, pero suficiente. Intento cargar todo lo que puedo. No sé lo que encontraré más adelante.
El problema es el sobrepeso de mi mochila....
Ya tengo provisiones, y más peso sobre mis espaldas. Menos mal que los diez kilómetros que me separan de Mérens-les-Vals, el próximo pueblo, son un agradable paseo.


Siguiendo en todo momento el curso del río Ariège, por un precioso sendero lleno de exuberante vegetación. Encerrado entre altas montañas, el valle de l'Ariège esconde rincones de gran belleza.

Creo que su nombre oficial es lilium lankongense.
Una preciosidad.

Cuando llego a Merens-les-Vals, me corroe la curiosidad. Este es el pueblo más grande por el que he pasado hasta ahora, y una duda planea sobre mi mente: ¿Tendrá alguna tienda? De no ser así, me estarán fallando todas las informaciones que figuran en la guía y empezaré a tener un problema...
Es temprano. Doy una vuelta por el pueblo y veo el letrero de una tienda de comestibles. ¡Por fin!
Peeeero... ¡Está cerrada! Se han trasladado a un camping que no sé ni donde está, puesto que no figura en ninguno de mis mapas.


Un poco más adelante veo un bar. Bueno, me consolaré tomando una cerveza.... Pero como no podía ser de otra manera, ¡también está cerrado! Tienen abierto, pero un cartel anuncia cerrado y no atienden.
Está visto que no tengo nada de suerte aquí en Francia....
Me queda el consuelo de la Gîte d'etape, a la que me dirijo y pido una cerbeza. La necesito.
Y de nuevo la amarga sorpresa de un precio bastante elevado. Por tratarse de un albergue, y que te cobren 1'60€ por una cerveza, y tengan el menú a 20€... No sé, pero francamente lo encuentro un poco caro.
Un poco mosca sigo con la ruta, ahora en dirección a Orgeix.
Pero hoy no llego a este pueblo. En siete kilómetros llego a un refugio libre, en Col de Joux.
Son sólo siete kilómetros los que me quedan hoy, pero de nuevo en muy fuerte subida. Largos  trazados en zig-zag que en pocos minutos me elevan a una altura impresionante. Veo el pueblo y el valle de l'Ariège allá abajo, cada vez más y más abajo. Cambio la exuberante vegetación del valle por pinos, abetos y prados ya en la zona más alta.

Preciosa vista sobre la Vall de l'Ariège.
Alturas de vértigo en pocos minutos.

Me cruzo con un español. Siempre que me cruzo con alguien, nos saludamos. Ellos en francés y yo en español. Ha sido muy agradable que alguien me conteste en español. Él hace el Camí dels Bons Homes en sentido contrario al mio, y hemos aprovechado para pasarnos información del camino que ambos ya hemos realizado. Ha sido muy agradable poder charlar un rato con él.
Nos despedimos y seguimos nuestros caminos.
Sigo ascendiendo y ya no tardo en llegar a la zona más elevada, el serrat de Larguis, donde vuelvo a encontrar caballos que no dudan en acercarse a mí y dejarse acariciar. Son una maravilla, sobretodo los potrillos. Muy diferentes de las ariscas vacas, que no dudan en atacar como te acerques mucho a las crías...
Un suave descenso por un verde prado y llego al Col de Joux.
Y al refugio libre, que está allí mismo.


Una barraca de piedra con dos dependencias. En una hay una chimenea, bancos, una mesa y un altillo con colchonetas.
La otra dependencia está llena de camas, literas y colchones.
Bueno, suficiente para pasar la noche.


Este es el final de la etapa de hoy. No es muy tarde y me dedico a estudiar las etapas que me quedan. El hecho de no encontrar tiendas a mi paso, ha desbaratado un poco mis planes.
Una opción es desviarme tres kilómetros, hasta Ax-les-Thermes, que esto ya sí que es una pequeña ciudad, o a Orlu, un pueblo supuestamente bien abastecido de servicios. Pero esto se convierte en seis o siete kilómetros, entre ir y volver al camino, a añadir a la etapa de mañana, y no me convence...
De momento me queda comida. Seguiré con el camino marcado, aunque en lugar de hacerlo en tres días intentaré hacerlo en dos.
Veremos lo que sale...

2 comentarios:

  1. Como se nota tu nueva cámara de fotos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es veritat Josep María. I això que encara no la domino... Encara estic en fase experimental, estudiant funcions i fent proves...
      Salutacions i bon estiu!!!!

      Eliminar