Presentación del blog

¡Saludos a tod@s!

Como su mismo nombre indica, este blog está destinado a recoger, paso a paso, todas mis salida, excursiones, rutas y viajes. Siempre a pié. Pequeñas escapadas, visitas a pueblos, rutas cortas, largos recorridos... Pero siempre a pie.

Mi idea es dar a conocer y compartir con todos mis lectores esos maravillosos rincones que muchos desconocemos y pasamos por alto, cuando están ahí, muy cerca de nosotros. O no tan cerca...


sábado, 5 de julio de 2014

VALL DE BOÍ - Pequeño recorrido y "Baixada de les Falles a Barruera"

¡Advertencia!
Muchas de las fotografías que incluyo en este post no son mías. Si alguien las reconoce como suyas y no desea que estén aquí, ruego me lo comunique y serán retiradas.
Gracias.

Salida realizada el día 28 de junio de 2014.
Caminantes: Ton Brecha ( anfitrión y amigo residente en la Vall de Boí ), Ana, Inés, Óliver y yo misma.

Gente guapa, paisajes fantásticos... Aquí sólo falta la Ana, pero
alguien tenía que hacer la foto...

Puesto que me es imposible describir la historia, geografía y gran variedad y riqueza de tradiciones y fiestas populares de la zona, os dejo unos enlaces en los que podréis encontrar muy buena información.

La Vall de Boí es un municipio de la comarca de l'Alta Ribagorça, en la provincia de Lleida, el centro del cual es el valle de Boí, que da nombre al municipio. Ocupa gran parte de la cuenca del rio Noguera de Tor y sus afluentes.

LA VALL DE BOÍ

Rodeado de altas montañas, está formado por varios pequeños núcleos de población con una nota común entre todos ellos: el conjunto de iglesias románicas, declarado patrimonio mundial de la humanidad por la UNESCO.

EL ROMÁNICO - Patrimonio mundial de la humanidad

Una de las puertas de entrada del Parc Nacional d'Aigüestortes i Estany de Sant Maurici, uno de los catorce parques nacionales del estado español y el único existente en Catalunya.

PARC NATURAL D'AIGÜESTORTES I ESTANY DE SANT MAURICI

Aquí se encuentra también la estación de esquí de Boí -Taüll Resort.

ESTACIÓN DE ESQUÍ

Llegamos a Barruera a media mañana. Por fortuna pudimos contar con la valiosa colaboración de un amigo residente, que se ofreció a alojarnos esta próxima noche y a hacernos de guía.
Es imposible, en una jornada, ver todas las maravillas, geográficas, históricas o arquitectónicas, que esconde la Vall de Boí. Necesitaría varios días para visitarla detenidamente y al completo, pero al menos pude hacerme una idea de la majestuosidad y gran belleza del lugar.

El valle flanqueado por majestuosas montañas.

Dedicamos el día a recorrer algunos de los pequeños núcleos de población, admirando la belleza de sus iglesias románicas, las típicas casas de antigua construcción, con sus típicos techos de pizarra y balcones de madera, y algunas ermitas y miradores situados en la cima de colinas y zonas elevadas que nos sorprendieron y maravillaron con sus impresionantes y excepcionales vistas sobre el valle.
Todo un lujo para nuestros sentidos.

Iglesia de Sant Climent de Taüll, magnífica
representación del románico.

Por la noche tuvimos ocasión de asistir y ver una de sus fiestas populares más conocida: "la baixada de les falles."
Esta es un fiesta tradicional muy antigua, posiblemente derivada de antiguos ritos paganos y cultos solares. En esta ocasión se estaría celebrando el solsticio de verano.
Nuestro amigo era uno de los "jóvenes" que esta noche bajaban de la montaña cargado con uno de estos troncos ardiendo.
El espectáculo es fascinante.

Las falls bajando por la montaña,
como una serpiente de fuego

La encendida del faro, de las fallas y el descenso de los corredores, en zig-zag, formando una serpiente de fuego en la ladera de la montaña.
Cuando llegan al pueblo, los corredores lo recorren por varias calles, hasta que acaban en una plaza donde se sueltan y acaban de consumir las fallas.
Y para rematar la fiesta, no puede faltar baile y jolgorio hasta altas horas de la noche.

BAIXADA DE LES FALLES

Nosotros optamos por retirarnos a descansar. Al día siguiente teníamos que madrugar.
Nuestro plan era el Congost de Mont-rebei y pasarelas de Montfalcó, y debíamos madrugar...
Agotados y saturados de emociones y de tanta belleza, agradecimos unos colchones y los sacos de dormir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario