Presentación del blog

¡Saludos a tod@s!

Como su mismo nombre indica, este blog está destinado a recoger, paso a paso, todas mis salida, excursiones, rutas y viajes. Siempre a pié. Pequeñas escapadas, visitas a pueblos, rutas cortas, largos recorridos... Pero siempre a pie.

Mi idea es dar a conocer y compartir con todos mis lectores esos maravillosos rincones que muchos desconocemos y pasamos por alto, cuando están ahí, muy cerca de nosotros. O no tan cerca...


lunes, 8 de julio de 2013

ETAPA 1 - SANT ANTONI DE CALONGE - PALAMÓS - TAMARIU

Primera etapa. De Sant Antoni de Calonge a Tamariu
Realizada el día 8 de julio de 2013
Recorrido: Unos 22 kilómetros

En este punto, en Sant Antoni de Calonge, inicié mi aventura de nueve días seguidos (que al final se convirtieron en diez...), hasta llegar a Portbou.
Esta fue la primera etapa de un maravilloso recorrido, descubriendo rincones de ensueño, haciendo vivac en hoteles de miles de millones de estrellas, resolviendo pequeños problemas (y no tan pequeños) sobre la marcha y disfrutando de unos días de ensueño.
Viajé sola, por el placer de ser yo la que decidía en cada momento donde parar, qué visitar, dónde dormir... Y también porque no encontré a nadie tan alelado como yo dispuesto a seguirme.

Paseo de Sant Antoni de Calonge
Paseo de Palamós











Inicié la ruta el día 8 de julio de 2013, a las siete de la mañana, con un tiempo espléndido. Y todas las previsiones apuntaban a que la bonanza me iba a acompañar durante esos días.
Recorrí el paseo marítimo de Sant Antoni de Calonge y el de Palamós, muy poco concurridos a aquellas horas, y seguí el camino de ronda hasta la playa de Castell, pasando por La Fosca y Cala s'Alguer.

Platja de La Fosca
Castell de Sant Esteve del Mar.
Totalmente en ruinas.







S'Alguer. Es un conjunto de casas de pescadores que conserva
todo el encanto y el sabor de tiempos pasados.

Aquí dejé el GR 92. Pasa por el interior y yo lo que deseaba era admirar la belleza de las calas.
Visité las ruinas del poblado ibérico y seguí hasta Calella de Palafrugell por un sendero que bordea toda la costa y sus preciosos rincones.

Platja de Castell, con el promontorio donde se asientan las ruinas
del Poblat Ibèric de Castell al fondo.
Tornasolados colores
Pequeñas calas











La Cala Corbs, Cala Canyers, Cala Estreta(nudista y de singular belleza), el Crit...


Cala Estreta. Sobran las palabras.

En esta cala, el Crit, me topé con una curiosidad. Un gran saliente de roca, que llega hasta el agua, divide esta cala en dos. Y lo curioso es que, para pasar de un lado al otro de la pequeña playa, hay que hacerlo a través de un agujero en este saliente rocoso. O rodearlo metiéndose en el agua. Cada uno elige lo que más le gusta. Yo preferí pasar por el agujero.

El Crit. Hay que elegir entre pasar por el agujero o mojarse en el mar...

Pasada esta cala, los acantilados vuelven a ganar altura, nos encontramos en el espacio protegido de Cap Roig, y el camino de ronda se adentra en el bosque hasta encontrarse de nuevo con el GR 92.
Seguí adelante bordeando el Jardín Botánico de Cap Roig(otro día le dedicaré el tiempo que se merece) y llegué al Golfet, ya a tocar de Calella de Palafrugell.


El Golfet. Una maravilla.


Recorrí las playas de Calella de Palafrugell y me dirigí a Llafranc.

Calella de Palafrugell

El Far de Sant Sebastià.

Ermita de Sant Sebastià de la Guarda.

Imperdonable no visitar el Far de Sant Sebastiá y la Ermita de Sant Sebastià de la Guarda, en Llafranc. Por su altura se puede gozar de excepcionales vistas.
Desde ahí retomé el GR 92 hasta Tamariu. Los altos acantilados impiden acercarse más al agua en algunas zonas, y el mismo GR 92 ya pasa por calas preciosas.

Cala Pedrosa. El nombre vendrá por el tipo de playa, supongo, ya que todo eran piedras...

Cala Pedrosa, la Musclera, cala d'en Roig y por fin Tamariu.
Llegué a media tarde a esta población.

Tamariu. Pequeño nucleo de población con un gran encanto.

Debo advertir que, como siempre, mi objetivo no es hacer un determinado número de km en un tiempo preestablecido. A mi me gusta detenerme a admirar la belleza de todos los rincones, los pueblos, o incluso bañarme en esas apetecibles aguas cristalinas.
Ningún incidente a remarcar en esta primera jornada de viaje.
Paseé un rato por Tamariu, y compré algo de comida en una tienda.
¡Alerta! En esos diminutos pueblos tan turísticos, donde no suele haber grandes supermercados, las tiendas ponen los precios que les da la gana. No niego que tengan que ganarse la vida, pero es que se pasan de lo lindo. Luego se quejan de que la gente sólo compra en los grandes supermercados...

Poco a poco fue cayendo la noche y empecé a buscar un sitio adecuado para estirar el saco de dormir y pasar la noche. Recordé un consejo que me dieron antes de salir: "No duermas en playas. Amanecerás cubierta de humedad..." Por lo tanto, dejé atrás la costa y crucé el pueblo hacia el interior.
No tardé en encontrar el sitio ideal. El mismo GR 92 que sale del pueblo en dirección a Fornells atraviesa un bosque en el que no me costó adentrarme un poco y encontrar un rincón plano y tranquilo.
Los árboles y los arbustos impedían que se me viera desde el camino y no tardé en dormir profundamente.
El suelo un poco duro a pesar de la esterilla. Reconozco que no estoy acostumbrada... pero la sensación maravillosa.








3 comentarios:

  1. Tengo muchas ganas de hacer este recorrido, ya son varios años que visito la Costa Brava y nunca he tenido la ocasión. He estado mirando distintos hoteles en Palafrugell y creo que iré bien preparada esta vez!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que la Costa Brava esconde rincones paradisíacos. Siempre digo que no es necesario viajar al otro lado del planeta para disfrutar de de esas bellezas que en algunos momentos nos dejan sin aliento....
      Muchas veces vivimos rodeados de auténticas joyas de belleza sin igual. Sólo tenemos que saber abrir los ojos, observar y disfrutar.
      Me alegro que te guste esta zona.

      Un abrazo!

      Eliminar
  2. La semana que viene, a inicios, haré la misma ruta, terminando en la cala Sa Tuna (a tocar de Pals).

    La zona que hiciste es preciosa; el año anterior estuve ahi pero en plan camping y éste año me apetece, al igual que tú, hacer la ruta sola (tampoco hay nadie lo suficientemente alelao como para acompañarme)

    Lo que mas respeto me da es el tema de dormir al raso, que es justo lo que tendré que hacer por falta de dinero. Algún consejo, a parte de lo de 'en la playa no'??? No te dió apuro estar ahí perdida en medio de la nada durmiendo??? El desconocimiento me hace dudar

    Gracias!

    ResponderEliminar