Presentación del blog

¡Saludos a tod@s!

Como su mismo nombre indica, este blog está destinado a recoger, paso a paso, todas mis salida, excursiones, rutas y viajes. Siempre a pié. Pequeñas escapadas, visitas a pueblos, rutas cortas, largos recorridos... Pero siempre a pie.

Mi idea es dar a conocer y compartir con todos mis lectores esos maravillosos rincones que muchos desconocemos y pasamos por alto, cuando están ahí, muy cerca de nosotros. O no tan cerca...


jueves, 25 de julio de 2013

SANT FELIU DE GUÍXOLS - PALAMÓS

Ruta realizada el día 7 de julio de 2013
Caminantes: Trotacamins de Martorelles y yo.

En esta ruta rompí con mi rutina de caminar sola y la hice con un recién descubierto grupo de amigos encantadores, apasionados por el senderismo. Podéis seguir sus andanzas en su blog  SENDEROS PARA PISAR.
Esta es una ruta lineal, por lo que hay que preveer cómo llegar o el regreso.
Nosotros optamos por ir en transporte público desde Palamós hasta Sant Feliu de Guíxols y hacer la ruta de oeste a este. Aunque el sentido en que la hagamos és indiferente. El camino és el mismo.....
Empezamos en la población de Sant Feliu de Guíxols, dejamos atrás el paseo marítimo y su puerto deportivo e iniciamos el Camino de Ronda.
Sant Feliu de Guixols y su puerto deportivo

En la Cala del Molí se puede disfrutar de un buen tramo de vía ferrata que da oportunidad de disfrutar de una perspectiva muy diferente de la cala y sus imponentes acantilados.
Una vía ferrata atraviesa toda esta cala.

Seguimos caminando y nos adentramos en un Espacio Protegido, la Cala Atmetller. Nos maravillamos ante sus aguas cristalinas de tornasolados colores y poca profundidad, las rocas que sobresalen del agua, los altos acantilados y la belleza paisajista.
Cala Atmetller, preciosas aguas
Rocas, agua, pinos...











Ahora viene el tramo de las escaleras.


Varios tramos de escaleras para salvar
la zona de acantilados. Algunas
de ellas con pinos incluidos...

Algunas de las entradas de agua
que hay que esquivar












Altos acantilados que encierran entradas de mar y que sólo podemos sortear subiendo por un lado y bajando por el otro. Un buen trote para las piernas, pero un placer para los sentidos.
Y tras un recodo del camino, la playa de Sant Pol, de preciosas aguas, blanca arena y que aun conserva el recuerdo de las antiguas casetas de baño.
Playa de Sant Pol, con las casetas de baño al fondo.

Al otro lado de esta playa, un hermoso y cuidado paseo, con pinos y tamariscos y unos pocos escalones de desnivel, nos llevará hasta el Puerto deportivo de Platja d'Aro y el rio Ridaura, que tendremos que sortear desviándonos de la costa.
Foto de grupo. A este árbol lo he bautizado con el nombre
de "Pino cansado"

Agarrándose a la vida...

Los tamarices, unos árboles muy
abundantes en esta zona
y que incluso dan nombre a
alguna población, como Tamariu.












La desembocadura del Ridaura

Puerto deportivo de Platja d'Aro.
Na.... Cuatro barquitos... 


Encaramos la playa de Platja d'Aro por su Paseo Marítimo, donde hacemos una merecida paradita. Que no todo es caminar, jejeje... hay que disfrutar de esos pequeños momentos....

Vista de la Platja Llarga, de
Platja d'Aro.
El "Caball Bernat"













Al final de esta playa, "Platja llarga", encontramos el famoso "Caball Bernat" y nos dirigimos a Sant Antoni de Calonge, recorriendo calas y rincones de singular belleza.
Por fortuna repararon un poco los tramos que hace tres meses estaban cortados y pudimos hacer el recorrido sin grandes incidencias.
Este fue el único punto que ofreció alguna dificultad para
pasar. Nada que no se pueda solucionar con un
poco de habilidad.

Calas de cristalinas aguas que invitan al baño.

Roques Planes. Cala nudista.


Llegamos a Torre Valentina y empezamos a recorrer el Paseo Marítimo de Sant Antoni de Calonge, que enlaza con el de Palamós, donde finalizamos esta etapa.

Tras un recodo del camino.... San Antoni de Calonge.

La Torre Valentina. Antiguo vestigio de un pasado
en que esta zona fue azotada por constantes
invasiones de piratas.



Un día precioso, rincones con encanto, inmejorable compañía... Creo que no se puede pedir más.

















Veréis que en el mapa el sentido de la ruta es a la inversa, pero el camino es el mismo.
También es un poco más corto, puesto que lo inicié en Sant Antoni de Calonge.  Habría que añadirle 4-5 km más, correspondientes a los paseos marítimos de Sant Antoni y de Palamós.




Para descargar la ruta:


Camí de Ronda Sant Antoni de Calonge - Sant Feliu de Guixols

 Camí de Ronda Sant Antoni de Calonge - Sant Feliu de Guixols  

No hay comentarios:

Publicar un comentario