Presentación del blog

¡Saludos a tod@s!

Como su mismo nombre indica, este blog está destinado a recoger, paso a paso, todas mis salida, excursiones, rutas y viajes. Siempre a pié. Pequeñas escapadas, visitas a pueblos, rutas cortas, largos recorridos... Pero siempre a pie.

Mi idea es dar a conocer y compartir con todos mis lectores esos maravillosos rincones que muchos desconocemos y pasamos por alto, cuando están ahí, muy cerca de nosotros. O no tan cerca...


viernes, 12 de julio de 2013

ETAPA 5 - L'ESCALA - SANT PERE PESCADOR

Quinta etapa. De L'Escala a la playa de Sant Pere Pescador.
Realizada el día 12 de julio de 2013
Recorrido: 16 kilómetros

L'Escala. Monument a la cobla


Tras superar las escarpadas costas de los extremos de los macizos del Cap de Begur y del Montgrí, en l'Estartit, ahora tengo por delante dos etapas casi llanas por completo.
El plan es ir de l'Escala a Roses, pero como ya he hecho una etapa de sólo playa (la de Pals), le busco alternativas a tener que recorrer toda la playa del Golfo de Roses y variar un poco.
He dividido el tramo en dos etapas, y me adentraré en el Parc Natural dels Aiguamolls de l'Empordà. De hecho, este es el recorrido del GR-92, y todo el camino está perfectamente señalizado con marcas blancas y rojas.
Así pues, en la etapa de hoy y en la de mañana (Sant Pere Pescador - Roses), cambio el mar, las playas y las calas por impresionantes campos de frutales, forrajes y los humedales.

Empiezo a caminar con el sol recién salido.

El mar en calma, a primera hora de la mañana.

De nuevo busqué cobijo entre rocas, en la Platja del Rec del Molí. Me encanta la sensación de dormir bajo las estrellas, con el suave murmullo de las olas del mar de fondo...
Voy siguiendo un camino ancho y muy bien cuidado que bordea la costa. Me detengo en algunos miradores para girarme y tener una buena perspectiva del camino recorrido.
Paso por la Platja del Portixol y la del Convent, mientras a mi izquierda quedan las famosas Ruinas d'Empúries.

Recinto de las ruinas d'Empúries.

Este es un complejo magnífico que, si se dispone de tiempo, vale la pena visitar. Yo lo visité no hace mucho tiempo y os aseguro que es muy interesante.
Voy por un amplio camino, rodeada de grandes pinos, casi a tocar de la arena de la playa.
Platja del Moll Grec, Platja d'Empúries, y llego a la Punta de Sant Martí, justo frente a la población de Sant Martí d'Empúries.
Este pequeño núcleo de población es de carácter medieval, y está declarado "be cultural d'interés nacional". Vale la pena dedicar unos minutos a recorrer sus calles llenas de historia...

Sant Martí d'Empúries

Es en este punto donde dejo la costa y tomo dirección a l'Armentera, pasando por Cinclaus.
Cinclaus, un mini-pueblo formado por los restos del castillo, la iglesia de Santa Reparada y cinco masías (de ahí su nombre. Cinco masías, cinco llaves, en catalán cinc claus...). Pequeño, pero con un gran encanto.

Iglesia de Santa Reparada, en Cinclaus

Sigo en dirección a l'Armentera, cruzando inacabables campos de forrajes alternando con frutales, en su mayoría manzanos. El paisaje, completamente llano e inabastable con la mirada, está surcado de numerosos canales y pequeños estanques.
Siguiendo en todo momento las marcas de GR, llego a l'Armentera, cruzo el pueblo y en pocos minutos alcanzo el río Fluviá.
Cielos, qué maravilla!!

El Fluvià, ancho, tranquilo y majestuoso.

Su notable anchura hace que sus aguas se deslicen dóciles y tranquilas, y en sus orillas una exuberante vegetación de rivera es un regalo para nuestros ojos.
Camino un pequeño tramo por su margen derecho, hasta llegar a un puente. Cruzo el puente y estoy en Sant Pere Pescador.
En esta bonita población paso unas horas. Total, hasta llegar al mar, que es el final de la etapa de hoy, sólo me falta recorrer poco más de tres kilómetros... Hoy aprieta el calor y aprovecho para ponerme a resguardo de los inclementes rayos del sol.
Cuando empieza a caer un poco el sol retomo el camino, ahora ya por el margen izquierdo del Fluviá.
Sigo un precioso sendero casi a tocar del agua, con la gran isla de Caramany a mi derecha. Este es el "Camí de les Llúdrigues" (el Camino de las Nutrias), y con un poco de suerte es posible de ver alguna.

Con la isla de Caramany en frente...

Este tramo es precioso. En un punto, frente a la isla de Caramany, encuentro un rincón con un banco. Los colores del atardecer, el sol poniente y una gran tranquilidad, me invitan a sentarme un rato a contemplar esa maravilla...

He llegado de nuevo a la playa...

Dejo el lugar con los sentidos adormecidos, sigo hasta llegar a la playa, busco un lugar tranquilo y un poco protegido y.... a descansar.
Mañana más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario