Presentación del blog

¡Saludos a tod@s!

Como su mismo nombre indica, este blog está destinado a recoger, paso a paso, todas mis salida, excursiones, rutas y viajes. Siempre a pié. Pequeñas escapadas, visitas a pueblos, rutas cortas, largos recorridos... Pero siempre a pie.

Mi idea es dar a conocer y compartir con todos mis lectores esos maravillosos rincones que muchos desconocemos y pasamos por alto, cuando están ahí, muy cerca de nosotros. O no tan cerca...


miércoles, 10 de julio de 2013

ETAPA 3 - PLATJA DE PALS - L'ESTARTIT

Tercera etapa. De Platja de Pals a l'Estartit.
Realizada el día 10 de juliuo de 2013.
Recorrido: Unos 10 kilómetros

Esta etapa puede ser un poco engañosa.
Se trata de recorrer la gran Platja de Pals de punta a punta. Y este recorrido no tiene más de unos 9/10 kilómetros.

Platja de Pals

El único problema es que en medio estàn el Rec y les Basses d'en Coll, y la Gola del Ter, que evidentemente habrá que cruzar.
El Rec y les Basses d'en Coll no ofrecen una dificultad extrema, a no ser que haya llovido mucho. Normalmente no es muy difícil cruzar la desembocadura de esa especie de riera. Tendremos que mojarnos los pies, pero poco más. En caso de que vaya muy crecida, la bordeamos un poco hasta encontrar un paso o un puente un poco más arriba por donde pasar al otro lado y listos.

Rec d'en Coll. Sin problemas

En cuanto a la desembocadura del Ter, la Gola del Ter... Esa es otra historia. En caso de no poder cruzar, deberemos remontar su cauce hasta el puente más cercano que se encuentra en la población de Torroella de Montgrí. a unos 3'5 kilómetros del mar. Si es así, a nuestra etapa de hoy habrá que sumarle los 7 kilómetros de ir y volver a l'Estartit, más los que hagamos intentando cruza el Rec de Coll. Y ya no es una ruta tan corta....
Yo he tenido mucha suerte y lo he podido  cruzar todo sin ninguna complicación.
A principios de julio, hace tiempo que no llueve, y los cauces están bajos.

Las aguas bajan tranquilas y con poco caudal.

En cuanto amanece recojo los trastos empiezo a dar cuatro pasos por esa inmensa playa. No me gustaría que un caminantematutino me pillara durmiendo...
Otra noche que he dormido muy bien. Con un manto de millones de estrellas sobre mi cabeza y el suave murmullo de las olas del mar de fondo.
He estado a resguardo de la humedad y estoy bien seca.
Hoy no ha habido problemas con las hormigas ni otros bichos.
Poco a poco empieza a elevarse el sol por encima del horizonte, llenando de vida y de luz todo el entorno.
Me pongo en marcha bien temprano. Hoy no voy a encontrar sombras, y no quiero asarme bajo el sol de julio de un día radiante....
Empiezo a recorrer el tramo denominado Platja de pals. Un impresionante mar de arena con una particularidad: la dunas. A lo largo de toda esta gran playa pasamos entre dunas, con vegetación autóctona y protegida. Diversos letreros informan de que no debemos salir del camino, para no estropear este hábitat.

Vegetación autócyona que  hay que preservar

Paso cerca de unos edificios en los que me entretengo un rato. Intento encontrar algún sitio para tomar un café, pero creo que es demasiado temprano... Sobre las siete y media...
Pasadoslos edificios llego a les Basses d'en Coll y al Rec d'en Coll.
Por fortuna es verano y aún no ha llovido mucho, por lo que baja poca agua y es fácil de atravesar.
Sigo avanzando por esa playa que no parece tener fin y ahora paso por la Platja de la Fonollera y por delante del cámping El Delfín Verde. Todo un clásico...
Los primeros bañistas empiezan a aparecer por la playa, aunque la tranquilidad a esas horas es absoluta.
Me acerco a la Gola del Ter.

Impresionante vista de Les Medes

Mi única preocupación que se pueda pasar... Me daría mucha pereza hacer esos siete kilómetros extras para cruzar el río...
Me acerco y veo mucha agua, mucha anchura y bastante humedales profundidad. Pero veo un hombre que  viene de frente y que ha cruzado.
Le pregunto si hay algún riesgo. Es extranjero, pero por signos me indica que le observe.
Se acerca al rio y se adentra en el mar, unos metros, y traza un gran arco en la desembocadura hasta que llega al otro lado.
La corriente del rio, al chocar con la fuerza delas olas, ha creado una especie de duna en la desembocadura, unos 8/10 metros mar adentro, por la que se puede cruzar bien con el agua hasta las rodillas.

Ningún problema para cruzar la Gola del Ter

Problema resuelto. Al menos hoy que no baja mucha agua.
Ya estoy en el otro lado del Ter, acercándome a l'Estartit. por la Platja de l'Estartit.
Sigo encontrando zonas protegidas con dunas y curiosas plantas que se aferran a la arena y que ayudan a que ésta se mantenga.
Voy siguiendo un sendero bien marcado, con zonas valladas para que no se pisen y con gran encanto
A mi derecha tengo una playa inmensa y el mar al fondo.
A mi izquierda humedales, cañizales los campos de arroz.
Amadida que me acerco a l'Estartit surgen las urbanizaciones y los cámpings a mi izquierda.
Els Griell, el Cámping la Sirena... y ya estoy en L'Estartit.

L'Estartit

Al final no he tenido ningún problema y he podido cogérmelo con calma. He disfrutado de cada uno de sus rincones, de esas curiosas plantas aferradas a la arena, de los cañizales en los que había multitud de aves, ranas y otros animales.
Y aún me queda tiempo para visitar esa población de la que destacan las Illes Medes, justo en frente.
Un encanto total.

No hay comentarios:

Publicar un comentario