Presentación del blog

¡Saludos a tod@s!

Como su mismo nombre indica, este blog está destinado a recoger, paso a paso, todas mis salida, excursiones, rutas y viajes. Siempre a pié. Pequeñas escapadas, visitas a pueblos, rutas cortas, largos recorridos... Pero siempre a pie.

Mi idea es dar a conocer y compartir con todos mis lectores esos maravillosos rincones que muchos desconocemos y pasamos por alto, cuando están ahí, muy cerca de nosotros. O no tan cerca...


viernes, 17 de julio de 2015

TAVÉRNOLES - Santa Magdalena de Conangles - Sant Feliuet i les Roques Encantades - Sant Pere de Savassona.

Ruta realizada el día 17 de julio de 2015
En solitario
12'5 km
565 m. de desnivel acumulado.

Una nueva ruta de las que considero no te puedes perder, y a la que volveré para seguir descubriendo los rincones que, por falta de tiempo, no pude ver.
En el Espai Natural de les Guilleries-Savassona.
Me dirijo a Tavérnoles, por la C-25, en Vic, salida 183 dirección Roda de Ter/Vic Est.
Llego a este pequeño pueblo y aparco a los pocos metros de entrar, frente a un hostal.
Doy una vuelta por el pueblo. Se respira una gran paz y tranquilidad y busco el inicio de la ruta.

Iglesia de Tavérnoles

Justo en el cruce de entrada al pueblo está el punto de salida de la ruta de hoy.
Paso por delante del restaurante Can Roqueta y atravieso una urbanización, y más adelante paso por entre los edificios de una gran granja, el mas La Bauma. Me sorprende un amplio prado con vacas que se muestran muy esquivas....

Mas la Bauma

Un poco más adelante, un giro en el camino me lleva a descubrir el Pou de Glaç de Salou. Una maravilla.



Pou de Glaç

Y en dos pasos bajo al Torrent de Tavérnoles. Un rincón excepcionalmente bello.

Belleza en estado puro...

Tras unos minutos de reposo al fresco de la sombra de los grandes árboles, enfilo el camino hacia Santa Magdalena, pasando por el mas Salou, y la casa Xica por detrás, que parece haber sido atrapada por una gran roca....

El mas Salou

Justo detrás del mas hay un cruce de caminos. Hay que girar a la izquierda.
Unos metros más adelante, tras un recodo del camino, una gran sorpresa. Unos impresionantes salientes rocosos que cortan el aliento.
Pero lo mejor hay que buscarlo subiendo por un sendero con escalones de piedra, justo al inicio de estos salientes.
Subo por el sendero y me adentro por un paraje casi encantado, donde estos enormes salientes pétreos parecen querer engullirme. Me siento como en un mundo mágico. El sendero sigue adelante y no sé bien hacia donde. Ese es uno de los puntos que tengo que volver a visitar y recorrer del todo...

Impresionante...

Enfilé la pista forestal hacia Santa Magdalena, una capilla de origen románico, compuesta por la iglesia, las capillas laterales, el campanario y el claustro.
Una buena oportunidad para descansar un rato del agobiante calor a la sombra de sus grandes árboles.


Santa Magdalena

Siguiendo la misma pista forestal llego al Bosc de Salou, una gran masía considerada bien cultural de interés local. Desde este punto se empieza a disfrutar de muy buenas vistas.
Retrocedo un trocito y giro a la izquierda, por el prado, ascendiendo suavemente dirección sureste hasta llegar a un sendero que transita al borde de un alto acantilado.
Las vistas son excepcionales.

Bellos paisajes a mis piés.

Paso por la barraca del puig de Conangle y el Castell de s'Avellana, en ruinas.
Ahora avanzo a cielo abierto, hasta la Pedrera Font de la Fradera, suspirando por llegar al cercano bosque que me cobijará del fuerte sol.

El Ter

Dejo atrás la pedrera y empiezo a ascender campo a través hasta encontrar un sendero bien marcado en  el bosque. En pocos metros encuentro un cruce y sigo el indicador hacia Sant Feliuet. Cuando el sendero se convierte en pista forestal, estamos cerca del Yacimiento Neolítico de Savassona.
Aquí sí que me parece entrar en un mundo mágico.
Hay grandes rocas con enigmáticos grabados, se han datado de hace unos 7.000 años.

Pedra dels Sacrificis

La Pedra de les Bruixes, el Gran Dau, la Pedra dels Sacrificis.... Y en la parte más alta del cerro, accediendo por unos antiguos escalones de piedra, la ermita de Sant Feliu de la Roca o Sant Feliuet, rodeada por los restos de un poblado ibérico y desde donde puedo disfrutar de unas vistas extraordinarias.

Sant Feliuet

Paso un buen rato en este lugar, extasiada ante las maravillas que se muestran ante mis ojos...

Para pasar horas ante tanta belleza...

Pero hay que acabar el recorrido.
Sigo por un bonito sendero, bajo bosque de encinas y robles, hasta llegar al conjunto de la ermita de Sant Pere de Savassona, la Rectoría y el Castillo de Savassona.

Castillo de Savassona

En la parte trasera del castillo encuentro una puerta abierta y me cuelo al interior del recinto. Es un gran patio desde el que puedo admirar la fantástica fachada del edificio.

Fachada interior

También hay un grifo con agua fresca, que me va muy bien, a pesar de haber empezado con tres litros de agua en la mochila....
Y ya sólo me queda seguir con el descenso hasta regresar a Tavérnoles, pasando por un precioso mirador sobre la población.

El pueblo ya a tocar

Como he dicho antes, tengo que volver para recorrer los muchos rincones que me han quedado pendientes.
Una ruta que recomiendo a todos. No es excesiva ni en recorrido ni en desnivel, por lo que se puede hacer con niños ( no demasiado pequeños)
Eso sí, en caso de hacerla en verano hay que madrugar. El calor es muy agobiante.
Salud y no os quedéis quietos. A caminar!

PARA VER LAS FOTOS, CLIC AQUÍ

1 comentario:

  1. Hola Clara. Tanto a mi como a mi hija ha sido una de las excursiones que más nos ha gustado. Las vistas desde Sant Feliuet son increíbles. Un potencial de belleza enorme. Parece que desde el precipicio el tiempo se detenga. Me ha encantado rememorar esa salida

    ResponderEliminar