Presentación del blog

¡Saludos a tod@s!

Como su mismo nombre indica, este blog está destinado a recoger, paso a paso, todas mis salida, excursiones, rutas y viajes. Siempre a pié. Pequeñas escapadas, visitas a pueblos, rutas cortas, largos recorridos... Pero siempre a pie.

Mi idea es dar a conocer y compartir con todos mis lectores esos maravillosos rincones que muchos desconocemos y pasamos por alto, cuando están ahí, muy cerca de nosotros. O no tan cerca...


jueves, 23 de julio de 2015

LES PLANES D'HOSTOLES - Riera de Cogolls - Castillo de Hostoles - Rio Brugent

Salida realizada el día 23 de julio de 2015
Recorrido: 9'5 kilómetros.
Caminantes: Mi hija Ana Rodriguez y yo.


El pueblo de Les Planes d'Hostoles, custodiado por los
altos riscos de El Far.

Una ruta genial para hacer en verano.
Hemos descubierto rincones de gran belleza y, a pesar de la época y la sequía del verano, nos ha sorprendido la cantidad de agua que hemos encontrado.
Es una ruta circular que se puede hacer perfectamente en los dos sentidos. Yo he elegido el sentido anti-horario porque así la ascensión al castillo se hace por cuestas más suaves (el calor hoy es muy agobiante), y las pozas más grandes quedan para el final, por si a alguien le apetece un buen baño y relajarse....
Llego a la población de Les Planes d'Hostoles y aparco en la explanada que hay justo al lado del cementerio. Mi hija ya me está esperando (hoy me ha tocado ir un buen rato detrás de un tractor.....)
Nos ponemos en marcha sobre las 8'45 de la mañana.

Un mágico toque de frescor, con
las primeras luces del día.

Nos dirigimos hacia la entrada de la carretera de Cogolls y la seguiremos un rato, pasando por delante del Llober(una masía de turismo rural), hasta cruzarnos con la Vía Verda del Carrilet, donde giramos a la derecha y la seguimos.
En breve llegamos a un nuevo cruce con un palo indicador y giramos a la izquierda, por un ancho camino empedrado.
Pasamos cerca de algunas grandes masías. La Casica, La Gabella, Can Tupí....
Nos adentramos en un precioso bosque de encinas y robles, hasta que llegamos a las primeras pozas.
"Les Grades." Un rincón precioso. En este punto, la Riera de Cogolls ha formado unos escalones (o gradas) y pequeñas pozas de gran belleza.

Les Grades

Y en este punto debemos cruzar la riera, que sorprendentemente baja bastante llena y nos obliga a descalzarnos...

El paso por donde hay que cruzar está cubierto por el agua.

Ya al otro lado de la riera y un poco más arriba, La Clota.
Más escalones por los que se desliza el agua.

La Clota

Y unos troncos que hacen de puente colgante natural para que los más atrevidos puedan tener una visión diferente del lugar. O un buen remojón...
Llegamos al Pas de La Clota, un paso de cemento sobre la riera, y tomamos el camino de la derecha.
En suave ascenso y disfrutando de algunos saltos de gran belleza a los que se accede por senderos bien marcados que surgen a nuestra izquierda, llegamos a uno de los rincones más hermosos de la ruta de hoy: el Salt del Molí dels Murris.
Un gran salto que forma una poza de gran tamaño.
Un entorno de excepcional belleza.

Gorg del Molí dels Murris

Se puede trepar hasta la parte alta del salto y la vista del lugar es preciosa.
Visto este lugar volvemos a pasar por el Pas de la Clota, hasta la carretera de Cogolls, que seguimos unos metros, hasta encontrar un sendero a nuestra izquierda que nos conducirá al castillo.

El castillo, en el segundo cerro,
nuestro próximo objetivo...

El bosque de encinas y pinos nos protege un poco del sol abrasador que está cayendo. La subida no es tan fuerte como si la hubiéramos hecho por el otro lado, pero sudamos lo nuestro para llegar arriba.
Imprescindible llevar agua en cantidad para hacer esas rutas.
Pasamos por el collet de la Fontplana y el Castellet, un cerro al que se sube con una fácil trepada y desde el que hay unas espectaculares vistas.
Y ya desde ahí, cuatro pasos más y llegamos al castillo de Hostoles, en ruinas y en proceso de restauración.
Castell d'Hostoles
Este estratégico punto (un esbelto cerro), es una excelente atalaya desde la que disfrutar de excelentes vistas. El valle del río Brugent, la riera de Cogolls, con sus masías y pequeños núcleos de población, los pueblos cercanos, los altos y desafiantes riscos de El Far.... Un lujo!

Preciosas vistas....

Este es un buen sitio para comer, a la sombra de unos árboles, disfrutando de las vistas...
El descenso es vertiginoso. Un zigzagueante  sendero nos conduce hasta la carretera en pocos minutos.
Cruzamos la carretera y.... a disfrutar de magníficas pozas y saltos que, a pesar de bajar poca agua, forman rincones para perderse y no dejarse encontrar....

Bellísimos rincones...

Primero un puente de piedra, que en estos momentos está en obras. Y seguimos.
Para recorrer ese entorno hay que seguir los senderuelos que llevan a las pozas y a los saltos. En algunos tramos hay que alejarse del agua, o están emboscados, o pueden parecer perdedores. Pero no tienen ningún secreto.

Impresionante belleza que invita al baño.

Uno de los tramos más hermosos y más gratificantes (a mi gusto), es el que se hace siguiendo la acequia que se utiliza para regar los campos.
Pasado el puente llegamos al Gorg de la Mola y la Cova de La Torre. Por aquí el río ha excavado las paredes rocosas formando cuevas y cavidades.

Cova de la Torre

Para llegar al Gorg de la Laura y la Resclosa Gran de Can Paulí, el sendero se aleja del agua para esquivar una zona muy emboscada.

Parece una selva....

El rincón que se descubre cuando se vuelve al río es maravilloso. Para pasar horas en él. Para perderse, y rezar para que no te encuentren...

Resclosa Gran de Can Paulí

Justo a continuación de la Resclosa empieza un recorrido verdaderamente encantador: la acequia, por cuyo borde andaremos con mucho cuidado de no caer al agua. El entorno es encantador.

La acequia.

Cuando llegamos al final de esta acequia, nos adentramos en zona de huertos. Sobretodo, mucho cuidado y respeto para los sembrados.

Kiwis

Si cuando llegamos a los huertos buscamos un sendero que gire a la derecha, hasta una pista, y la seguimos también a la derecha, volveremos al río para ver el Gorg de la Plana y el Gorg del Durán. A nosotras nos faltó tiempo para este último tramo. La verdad es que nos pasamos un buen rato en la Resclosa, haciendo fotos y disfrutando de su paz y tranquilidad...
Una ruta magnífica, con una buena combinación de agua y montaña; caminos soleados y zonas umbrías; pequeños rincones y amplias panorámicas....
Muy recomendable para todos, sobretodo en verano, que ofrece el aliciente de un buen baño....
Salud y a caminar!

No hay comentarios:

Publicar un comentario