Presentación del blog

¡Saludos a tod@s!

Como su mismo nombre indica, este blog está destinado a recoger, paso a paso, todas mis salida, excursiones, rutas y viajes. Siempre a pié. Pequeñas escapadas, visitas a pueblos, rutas cortas, largos recorridos... Pero siempre a pie.

Mi idea es dar a conocer y compartir con todos mis lectores esos maravillosos rincones que muchos desconocemos y pasamos por alto, cuando están ahí, muy cerca de nosotros. O no tan cerca...


martes, 17 de febrero de 2015

MORERA DE MONTSANT i els graus de Carabassal i dels Barrots

Ruta realizada el día 14 de febrero de 2015, con el equipo del Caminant per Catalunya.
Recorrido: unos 14'5 km
Dificulta: media.

Morera de Montsant

Debo decir que gran parte de la información que aporto me la proporcionó mi amigo y compañero de ruta Toni Llagostera. Excelente trabajo, Toni.
Para hacer la salida de hoy nos hemos trasladado a la provincia de Tarragona, a la serra del Montsant.
Reconozco que éste era un territorio completamente desconocido para mí, y que me he llevado una grata sorpresa al descubrir unos parajes excepcionales por su gran encanto, rincones de gran belleza y un territorio con muchas posibilidades para los que nos gusta practicar el senderismo.
El Montsant es un macizo montañoso situado en la comarca del Priorat, en el extremo sur-occidental de la Serrelada Prelitoral Catalana.
Es una sierra calcárea, con muchas similitudes con el aspecto del macizo de Montserrat. Cuenta con elevados riscos, de formas peculiares y que por su forma (y aplicando  un poco de imaginación), reciben nombres como els Tres Jurats, la Cadireta, el Cap de Mort, el Bisbe...
También me ha recordado el impactante aspecto visual de los riscos de Osona, o la Garrotxa. Bertí, Tavertet, el Far, Rupit, Pla d'Aiats....

Impresionantes riscos se levantan sobre nuestras cabezas

Una de las cosas que más me ha sorprendido es la majestuosidad y aparente inaccesibilidad de la Serra Major, que se eleva como un bloque abrupto y escarpado. Para acceder a ella hay que trepar por los graus (canales).
Los graus (o canales) son unos pasos naturales, muchas veces equipados por el hombre con escaleras, cuerdas o cadenas, que permiten superar estos imponentes acantilados. Y algunos de ellos son de gran dificultad, como los que pasamos nosotros.



Para iniciar la ruta de hoy salimos del pueblo de La Morera de Montsant por la carretera, en dirección  a Cornudella, hasta llegar a una piedra con una cruz de hierro, donde tomaremos un sendero hacia la izquierda.
Empezamos en suave ascenso y planeando, hasta llegar a los pies de los altos e imponente acantilados de la Serra Major. Las vistas sobre estos riscos son espléndidas.
En este ascenso pasamos por sitios con un encanto muy especial, como el Còdol Badat, un paso entre dos grandes bloques de roca que parecen haber sido separados por un golpe de hacha...

El pas del Còdol Badat

El camino empieza a ascender en fuerte pendiente a medida que nos vamos acercando al Grau del Carabassal.

El camino empieza a ascender.

Este es el primero de  los muchos tramos especiales y originales de la ruta de hoy. Su grado de dificultad es de muy elevado, y es preferible hacerlo de subida. De bajada puede resultar mucho más complicado.
Superamos el primer tramo, que no presenta excesiva complicación, y llegamos a la Cova Fumada o dels Fareus.

Cova Fumada

Subimos otro tramo de pared, ahora equipado con unos clavos de hierro, una fuerte pendiente, y nos encontramos con un paso muy estrecho entre las rocas, hasta la primera de las escaleras de hierro. Seguimos por un sendero bastante aéreo, hasta el segundo tramo equipado, ahora con dos escaleras de hierro, y un tramo más con clavos en la pared.

Un paso estrecho y complicado


Difícil, pero no imposible...

Y por fin llegamos a la cima. Las vistas son espléndidas.
Pasamos por un tramo encajado entre rocas lleno de espléndidos acebos, algunos en flor, y tomamos dirección a la Cova Santa, resiguiendo el borde del acantilado, pasando por debajo de la Roca de las Doce y junto a la Roca de las Cinco.

Impresionantes rincones.

Otra curiosidad. Estas dos rocas forman parte de una especie de gigantesco reloj solar formado por la Serra del Montsant. Desde hace siglos, los habitantes de La Morera del Montsant han utilizado las luces y las sombras que el sol proyecta en estas formaciones rocosas para saber la hora. Tal vez el reloj de sol más grande del mundo. Y como no podía ser de otro modo, algunas de esas rocas se han bautizado con el nombre de la hora que señalan.
Seguimos adelante y nos acercamos a visitar la Cova Santa o Cova del Montsant.

En el interior de la Cova Santa

Impresionante.
La entrada es un agujero amplio, en fuerte descenso y que por unos momentos se estrecha y nos obliga casi a arrastrarnos por el suelo.
Pero una vez dentro podemos visitar tres o cuatro grandes salas, con un recorrido de unos doscientos metros, finalizando en una profunda sima. Hemos podido disfrutar de los colores y formas de las paredes, suelo y techo, moldeados por la acción del agua a lo largo de millones de años, y la oscuridad y el silencio absolutos que hay en estos sitios.
Por desgracia, parece ser que el vandalismo de algunos de sus visitantes la ha dejado en un estado bastante deplorable. Casi todas sus estalactitas y estalagmitas han sido arrancadas. Una auténtica lástima....
Salimos de la cueva arrastrándonos, embarrados, pero encantados de poder visitar un sitio como este.
Ahora nos dirigimos a l'Abric i pla del Moloner.
Una serie de cuevas naturales que han sido trabajadas y adecuadas  para recoger y proteger los rebaños.
De aquí enfilamos hacia la Roca Corbatera, la cima más alta de la Serra del Montsant, con sus 1.163 metros.

Desde Roca Corbatera.

Las vistas desde este punto son excepcionales.
En un día claro se ven els Pirineus, les Muntanyes de Prades, els Ports, el Montsant, planes de Lleida, Aneto, Besiberris, Posets....
A pesar del fuerte viento, no podemos dejar de contemplar y admirar todos los detalles del extenso paisaje que se abre ante nuestros ojos.
El regreso lo hacemos por el Camí de Capçada, resiguiendo las cimas y las crestas de las montañas, en dirección al Grau dels Barrots, paso por el que descenderemos hacia el pueblo.

Por el Camí de Capçada.

El camino es aereo y ofrece muy buenas vistas.
El sendero deja de pasar por las crestas y empieza a descender.
A nuestros pies las paredes tienen una verticalidad sorprendente y parece imposible hacer el descenso por un sitio como aquel, pero...
Ya antes de llegar a este paso, hay tramos que tenemos que caminar casi a gatas, pues debemos pasar por debajo de algunas grandes rocas.

De nuevo se complica la cosa...

Se entra al grau por una zona muy aérea, pasando por el Balcó del Priorat
Empezamos el descenso, despacio y con cuidado, con tramos equipados para facilitar el descenso por algunos vertiginosos tramos.
Unos escalones de hierro bien seguros, como los de una vía ferrata y más abajo otro tramo con escalones de hierro, cuerdas, ganchos clavados en la pared y algunas encinas en las que poder apoyarnos, nos ayudan a descender hasta un impresionante y estrecho canal.

Ya estamos llegando a bajo.

Superado el descenso del Grau dels Barrots, continuamos descendiendo por un sendero muy bien señalizado que nos vuelve de regreso a La Morerade Montsant.

Un último vistazo al lugar por el que hemos caminado

La de hoy ha sido una impresionante ruta por unas tierras que no dejan indiferente al caminante.
Muy variada en cuanto a caminos, pasos y canales de bastante dificultad, trepadas en las rocas, una cueva, impresionantes vistas... Todo ello aliñado con excelente compañía. ¿Qué más se puede pedir?
Realmente genial...

No hay comentarios:

Publicar un comentario