Presentación del blog

¡Saludos a tod@s!

Como su mismo nombre indica, este blog está destinado a recoger, paso a paso, todas mis salida, excursiones, rutas y viajes. Siempre a pié. Pequeñas escapadas, visitas a pueblos, rutas cortas, largos recorridos... Pero siempre a pie.

Mi idea es dar a conocer y compartir con todos mis lectores esos maravillosos rincones que muchos desconocemos y pasamos por alto, cuando están ahí, muy cerca de nosotros. O no tan cerca...


lunes, 29 de septiembre de 2014

BASTIMENTS - Con lluvia

Ruta realizada el día 28 de septiembre de 2014.
Caminantes: Salva, Joaquina, José María, Julio y yo misma.

Maqueta del antiguo refugio de Ull de Ter. Esta maravilla de
edificio ahora ya está totalmente en ruinas y se
ha construido uno nuevo.


Esta salida la teníamos planeada desde hace mucho tiempo. Pero no había manera de encontrar un día que nos fuera bien a todos y se nos acababa lo que considerábamos el buen tiempo para hacerla.
Así pues, decidimos que, sí o sí, tenemos que ir este domingo.
Las previsiones del tiempo no son muy buenas. Pero se trata de un temporal de lluvias de levante que afectará la costa, y en esta zona del Pirineo está previsto que, si llueve, lo hará por la tarde.
Peeeero...... La montaña es así...

Parte de los valientes expedicionarios. Yo soy la fotógrafa...


Nosotros, valientes y osados, preparamos la salida. En previsión, y conociendo los cambios de tiempo que se pueden producir en pocos minutos en la montaña, procuramos llevar buen equipo.
Llegamos a la estación de esquí de Vallter 2000 y aparcamos los coches al final de todo y a la derecha, pasando junto al último edificio, iniciamos el sendero que nos tiene que llevar al primero de nuestros objetivos: la Portella de Mentet.
El sendero sube en zig-zag junto al Torrente de la Portella. Vamos ascendiendo en una subida bastante pronunciada pero cómoda, hasta llegar a la Portella de Mentet.
De momento el día es bastante soleado. Sólo algunas nubes bajas que de vez en cuando se empeñan en tapar algunas de las cimas.

Portella de Mentet

En la Portella de Mentet hay un cruce de caminos. Nosotros giramos hacia la izquierda y enfilamos un sendero que sigue ascendiendo en dirección al Pic de la Dona.

Parece que el día aguanta, y las vistas son espléndidas.

Desde el Pic de la Dona, de 2704 metros de altura, las vistas son impresionantes. Coll de la Geganta, Bacivers, Esquena d'Ase, Bastiments, Gra de Fajol... Y una bellísima vista del Canigó.

Con el majestuoso Canigó de telón de fondo...

Por aquí sopla un viento bastante desagradable. Y las nubes empiezan a cubrir algunas cimas... No sé, no sé...

Pic de la Dona

Al abrigo de un muro de piedras comemos un poco para recuperar fuerzas y reanudamos la marcha.
Descendemos un poco, pasamos por el Puig d'Ombriaga y llegamos al Coll de la Geganta.
Desde aquí y por un sendero que sale por nuestra derecha, iniciamos un suave descenso hacia el Estany de Bacivers.
Ho, ho.... El tiempo hace un cambio brusco. Nos envuelve la niebla, lloviznea y el viento arrecia.
Llegamos al Estany de Bacivers, muy menguado en este tiempo, por cierto, y empezamos a ponernos los equipos de agua. La persistente llovizna con el viento nos está dejando empapados.

Estany de Bacivers. Muy menguado y con la lluvia mojando el
objetivo de la cámara...

Dejamos el Estany de Bacivers, pasamos junto a una barraca de piedra y justo al lado de ésta iniciamos el ascenso al Pic de Bacivers.

Barraca de piedras.

 La subida es dura, el camino está lleno de grandes piedras, pero paso a paso llegamos a la cima.
Aquí ya vemos que el tiempo nos la ha jugado. Sacamos toda la artillería en cuanto a equipos de agua y nos tapamos bien. No llueve mucho, pero con el fuerte viento la sensación de frío es muy acusada. Y la espesa niebla nos oculta las espléndidas vistas que, en un día claro, se pueden apreciar desde este sitio.
Sin perder tiempo y un poco preocupados por el brusco cambio de tiempo, seguimos adelante, cresteando en dirección a Bastiments.
En estos momentos el tiempo es infernal. El viento es tan fuerte que en algunos momentos tenemos que agacharnos y agarrarnos a las rocas para que no nos tire montaña abajo. Nos sigue envolviendo la espesa niebla, no para de lloviznear y la sensación de frío es muy acusada.

Bastiments. A partir de aquí ya se nos hace imposible seguir
haciendo fotos por la lluvia.

Pero llegados a este punto lo único que podemos hacer es seguir adelante sin detenernos e iniciar el descenso lo más rápido que podamos.
Seguimos por la cresta e iniciamos el ascenso a Bastiments por grandes bloques de piedra. Nos detenemos lo justo para hacer un par de fotos (testimonio de que sí hemos estado ahí), comer un par de galletas y beber agua, y empezamos a descender. Primero por las grandes piedras y luego por sendero, hasta el Coll de la Marrana.
Es tarde y tenemos hambre, pero es impensable detenerse a comer a campo abierto con el tiempo que hace. Ya lo haremos cuando lleguemos a los coches.
Deseando llegar a un sitio más confortable empezamos a bajar, primero por sendero en cómodo zig-zag, hasta que llegamos a una pista y por ella a los telesilla. Y por ahí seguimos descendiendo hasta la estación de esquí, donde tenemos los coches.
Nos cambiamos las ropas más mojadas, ponemos la calefacción y recuperamos las fuerzas con la comida, ahora al menos a cubierto.
No pensábamos que pudiera acabar así. Esperábamos que el mal tiempo llegara a partir de media tarde. Pero la montaña es así. Imprevisible, y nos ha demostrado que, aquí, quien manda es ella...
En fin, habrá que volver a programar esta salida, tal vez en verano, y esperar que se nos permita disfrutar de las maravillas que este entorno nos puede ofrecer.
Debo decir que, a pesar de todo, he disfrutado con esta salida. Ha sido una experiencia... diferente, que he compartido con unos buenos amigos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario