Presentación del blog

¡Saludos a tod@s!

Como su mismo nombre indica, este blog está destinado a recoger, paso a paso, todas mis salida, excursiones, rutas y viajes. Siempre a pié. Pequeñas escapadas, visitas a pueblos, rutas cortas, largos recorridos... Pero siempre a pie.

Mi idea es dar a conocer y compartir con todos mis lectores esos maravillosos rincones que muchos desconocemos y pasamos por alto, cuando están ahí, muy cerca de nosotros. O no tan cerca...


viernes, 12 de septiembre de 2014

EL COMABONA - Desde Prat d'Aguiló

Salida realizada el día 7 de septiembre, en compañía de algunos socios del Club Alpí de Palamós.
Una preciosa ruta circular por el Cadí, disfrutando de excelentes vistas y muy buena compañía.
No muy larga, poco más de 10 km. Y a pesar de ser alta montaña, no demasiado exigente.
Caminos muy bien señalizados y muy fáciles de seguir.
Una curiosidad. Esta misma mañana, sobre las siete, una bola de fuego (un pequeño meteorito), ha cruzado el cielo y ha estallado produciendo un detonación. Algunos de mis compañeros han tenido la fortuna de presenciar este curioso fenómeno y me comentan que les ha impresionado bastante. No sé dónde debía estar yo, que me lo he perdido. Supongo que acabando de desayunar...

Hay que levantarse temprano y aprovechar el día...

Para llegar al Prat d'Aguiló, en Martinet tomamos dirección a Montellà, y muy cerca de este pueblo, una pista forestal que, en unos 12 km nos lleva a un aparcamiento a pocos metros del refugio.
Sobre esta pista: es complicada para coches bajos. Larga, empinada y con tramos en bastante mal estado. Pero muy divertida con un buen 4x4...

Preparando las armas....

Empezamos en el aparcamiento que hay a pocos metros del refugio de Prat d'Aguiló. Tras pasar por delante de este refugio, encontramos un par de árboles solitarios y allí mismo está el inicio del sendero y un abrevadero donde podemos recoger agua de buena calidad.
El primer tramo es el más duro de toda la ruta. Nada especial con un mínimo de forma física... Hay que subir a la cima del macizo que tenemos por encima de nuestras cabezas. Mirándolo bien, asusta un poco, pero en realidad no es para tanto.

En fuerte pendiente ascendente, el sendero nos eleva en zig-zag hasta el Pas dels Gosolans. El tramo no llega a los 2 km, pero ascendemos 430 m. Un pequeño bosquecillo al principio y mostaña pelada al final.
Las hermosas vistas que se van mostrando ante nuestros ojos a medida que ganamos altura, nos hacen olvidar el esfuerzo. El refugio se va empequeñeciendo...
No tardamos demasiado en llegar al Pas dels Gosolans.

Pas dels Gosolans

Este nombre viene de los segadores de Gósol que lo utilizaban cuando eran contratados como temporeros en Cerdanya, aunque también era utilizado por otras gentes, como los músicos o las trementineras...
Las vistas y el contraste de paisajes desde este punto son espectaculares.
Se abre ante nosotros un gran prado, en el que pastorean algunos caballos y del que sobresale la cresta del Pedraforca.

El Pedraforca se asoma....

El gran contraste lo podemos admirar comparando las vertientes norte y sur.
Hacia el sur, hacia el Pedraforca y el Berguedà, la sierra cae en suave pendiente, las montañas son onduladas y descienden suavemente.
Hacia el norte, es muy abrupta y escarpada, cayendo casi en vertical sobre la Cerdanya. En algunos puntos, los barrancos son espectaculares y no aptos para personas con vértigo.
Dejamos el Pas dels Gosolans, giramos hacia la izquierda y nos dirigimos a l'Agullo.
Empezamos a tener una buena vista del Comabona, y ahora ya no parece tan imponente como desde abajo...

Desde luego, no apto para personas con vértigo...

Vamos ascendiendo suavemente y el Pedraforca nos ofrece una espectacular vista de su cara norte.

Bellísima imágen de la cara norte del Pedraforca

Pasamos por el collet del Comabona, donde un gran pedrusco que sobresale nos ofrece unas espectaculares vistas del impresionante barranco que queda a nuestros pies.
Ya estamos llegando. Apenas unos minutos y llegamos a la cima del Comabona. Un buen lugar para hacer una parada, comer un poco para recuperar fuerzas y disfrutar de las vistas.

En la cima del Comabona, recuperando fuerzas.

Ahora toca iniciar el descenso. El camino es mucho más suave y se convierte en un agradable paseo.
Nos dirigimos al coll de Terrers por la cresta.
A partir de este punto iniciamos un tramo de estrecho sendero, un poco aéreo y con bastante piedra suelta. Mucho cuidado con los resbalones, podríamos ir a parar al fondo del valle....
Llegamos al pas de Tancalaporta. Ante nosotros se abre un impresionante valle, con la población de Bagà al fondo. Por fortuna hoy el día es espléndido y se puede distinguir perfectamente.

Camino un poco aéreo en algunos tramos y lleno
de piedra suelta.

Un poco más adelante, pasado un cruce, el camino se normaliza y se vuelve más transitable. En pocos momentos llegamos al coll del Bou, y unos metros más adelante dejamos de seguir el GR.
A partir de aquí seguimos unas señales de color naranja, algunas en forma de pequeñas maderas clavadas en los árboles.
Nos quedan por delante algunos tramos de subida y algunos de bajada, hay que salvar un torrente y un par de canales. Pero el desnivel es relativamente suave y no ofrece ningún problema.

Una de las canales que hay que salvar

Pasamos por el Pla de les Creus, por una zona de abetos, y cruzamos el barranco de Toselles.
Al remontar este barranco llegamos al coll Herbós, desde donde tenemos una visión bien clara del refugio Prat d'Aguiló, ya bastante cerca.
Ya sólo nos queda atravesar un gran prado lleno de vacas y caballos pastando a sus anchas para llegar al refugio, y de allí al aparcamiento donde finaliza la ruta de hoy.
He disfrutado mucho en esta salida.
El día ha sido radiante, por lo que las vistas han sido espectaculares.

Ya se distingue el Prat d'Aguiló bien cercano. Genial!!

Y el esfuerzo requerido no es excesivo, por lo que se puede disfrutar de un agradable paseo que nos eleva hasta casi rozar las nubes y nos lleva a descubrir parajes encantadores.
Vale la pena planificarla en dos días como hicimos nosotros. La distancia para llegar es larga, y de esta manera pudimos disfrutar de algunos paseos por zonas cercanas.
Y de la buena compañía y el buen rollo de doce personas amantes de la montaña.

No hay comentarios:

Publicar un comentario