Presentación del blog

¡Saludos a tod@s!

Como su mismo nombre indica, este blog está destinado a recoger, paso a paso, todas mis salida, excursiones, rutas y viajes. Siempre a pié. Pequeñas escapadas, visitas a pueblos, rutas cortas, largos recorridos... Pero siempre a pie.

Mi idea es dar a conocer y compartir con todos mis lectores esos maravillosos rincones que muchos desconocemos y pasamos por alto, cuando están ahí, muy cerca de nosotros. O no tan cerca...


domingo, 1 de junio de 2014

MONTSENY - Can Cuch - Sant Salvador de Terrades - Serra de Palestrins - Turó de Samont

Ruta realizada el día 31 de mayo de 2014.
Caminantes: la de hoy ha sido una mezcla de caminantes de lugares muy distintos. Trotacamins de Martorelles; Josep María y su hija Melanie de Cànoves; el equipo de Caminant per Catalunya de TV del Ripollés, y yo misma de Sant Antoni de Calonge.

A punto para iniciar la ruta

Una enriquecedora mezcla de diferentes personas con un objetivo en común: disfrutar de una buena caminata y descubrir nuevos y encantadores rincones de gran belleza.
La ruta de hoy será gravada por los chicos de TV del Ripollés y emitido en un par de semanas por la red de televisiones locales de Catalunya. También será posible ver este reportaje por internet.
En cuanto esté disponible os dejaré un enlace para que podáis verlo si lo deseáis.
El buen tiempo parece que quiere acompañarnos, aunque al final un poco más y nos pilla un aguacero.
Nos reunimos a las ocho de la mañana en el gran párking de tierra que hay justo a la entrada de Cànoves y el primer punto a visitar es la bonita iglesia de Sant Mus. Un breve paseo por los alrededores y la descripción por parte de Josep María, que en la salida de hoy será el valiente y osado encargado de describir y comentar ante la cámara todos los puntos que iremos visitando.

Iglesia de Sant Mus

Tras esa fugaz visita, nos dirigimos con nuestros coches al Hotel - Restaurante Can Cuch De Muntanya.
Este es un hotel de lujo con mucho encanto. Situado en medio del Parc Natural del Montseny, ofrece un lugar ideal para disfrutar de paz y tranquilidad e inmejorables vistas.
Debo advertir que el acceso en coche a este Hotel - Restaurante está restringido sólo a los clientes.  Pero José María ya había convenido con los propietarios que este sería el inicio de la ruta al tiempo que nos mostrarían algunos de sus más encantadores rincones.
Una auténtica maravilla. Y un gusto excepcional en todos sus detalles.
Si queréis verlo en detalle o reservar un fin de semana excepcional, clic aquí.

CAN CUCH DE MUNTANYA

Visto el hotel nos dirigimos a la Font de la Moixera.
Esta fuente es una de las pocas de las que siempre mana agua, en cualquier época del año. Esto la hizo muy popular entre los vecinos, celebrándose "fontades," comidas campestres donde la gente se reunía y disfrutaba de un agradable día en un encantador entorno de exuberante vegetación.

Font de la Moixera

Dejamos atrás la fuente y nos dirigimos por una pista forestal a la ermita de Sant Salvador de Terrades.
Magnífica ermita de construcción neogótica, en un paraje encantador.

Iglesia de Sant Salvador de Terrades.

A partir de aquí empieza la parte dura de la ruta de hoy.
Empezamos siguiendo un precioso sendero a través del bosque que, en fuerte pendiente ascendente, nos lleva al coll de Tascó, que se encuentra a unos 950 metros de altura. Estamos poniendo a prueba nuestras piernas y nuestros pulmones. Pero en un par de minutos nos recuperamos y seguimos la ruta.
Pero... aun no hemos conquistado nuestro objetivo.
Seguimos adelante, ahora cresteando por la Serra de Palestrins y ascendiendo hasta el coll del mismo nombre.
Y seguimos trepando por otro sendero en fuerte pendiente ascendente. La ascensión es dura y tenemos que aflojar mucho el ritmo. Incluso no desaprovechamos algún momento que, con la escusa de una foto o unas vistas, nos detenemos a coger un poco de aliento. Yo la primera....
Alcanzamos la cresta de Pi Novell. Ya estamos a más de 1100 metros de altura, muy cerca de la cima del Turó de Samont, el punto más alto de la salida de hoy, con sus 1225 metros de altura.

Excepcionales vistas, con un cielo cada vez más cargado de nubes.

El esfuerzo ha valido la pena. Las vistas son impresionantes. Turó de l'Home, Matagalls, el Sui...
Los pueblos de la Plana Prelitoral se desgranan a nuestros pies: Sant Celoni, Santa Mª de Palau Todera, Sant Antoni de Vilamajor, Granollers...
Y a lo lejos, La Mola, Montserrat, y el Pirineo...
Un lugar ideal para hacer una buena pausa y recobrar fuerzas con una buena comida. Entre todos compartimos embutidos, queso, galletas, coca, vino, café... ¡Una comida de cinco estrellas!
Con las pilas recargadas, iniciamos el descenso. Tomamos dirección al collet dels Pous d'en Besa y, guiándonos por unas señales en forma de montículos de piedras, descendemos unos cien metros por un empinado sendero a través de un precioso hayedo, hasta llegar al Pou d'en Besa.

Pou d'en Besa, muy bien conservado.

Estas construcciones, una especie de pozos, algunos de ellos de buen tamaño, servían para hacer hielo y abastecer puntos tan alejados como la misma Barcelona.
La nieve que caía en invierno se pisaba hasta que se convertía en hielo. Así una capa tras otra, a cada nevada que caía. Este hielo es el que en verano se transportaba, primero con la ayuda de machos hasta las pistas forestales, y luego con las carretas, hasta las diferentes poblaciones.
Deshacemos lo que hemos bajado, hasta volver al collet dels Pous d'en Besa.
Y llegó la hora del descenso. Mucho más rápido que la subida. Primero por un sendero y luego por pista forestal, hasta llegar al Castanyer Gros de Can Cuch.
Recomiendo no perderse la visita a este impresionante árbol.

El Castanyer Gros de Can Cuch.

Está considerado por la Generalitat de Catalunya como árbol monumental. Tiene una altura de 15 metros, más de 17 de copa, y casi 12 metros de diámetro.
Se cree que es el árbol de mayor diámetro de Catalunya.
En el interior del tronco hay una cavidad tan grande que incluso fue utilizado como vivienda durante un tiempo por un carbonero.
Y como nota negativa, decir que en 1936 sufrió un incendio accidental en el que se quemó su tronco principal. Es por eso que se tuvo que cortar y dejar que nuevas ramas llenaran de vida a ese gigante.
Este era el último punto de nuestra ruta.
Ya sólo queda seguir la pista hasta llegar de nuevo a Can Cuch y regresar a Cànoves.
Una ruta con mucho encanto, rincones preciosos y, sobretodo, excepcionales vistas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario