Presentación del blog

¡Saludos a tod@s!

Como su mismo nombre indica, este blog está destinado a recoger, paso a paso, todas mis salida, excursiones, rutas y viajes. Siempre a pié. Pequeñas escapadas, visitas a pueblos, rutas cortas, largos recorridos... Pero siempre a pie.

Mi idea es dar a conocer y compartir con todos mis lectores esos maravillosos rincones que muchos desconocemos y pasamos por alto, cuando están ahí, muy cerca de nosotros. O no tan cerca...


domingo, 24 de mayo de 2015

RIERA DE LES GORGUES - L'ESQUIROL

Ruta realizada el día 24 de mayo de 2015
Recorrido: unos 14 kilómetros
Caminantes: Trotacamins de Martorelles

Preciosa ruta, descubriendo rincones fantásticos de la Riera deles Gorgues.
Para llegar: Carretera C-153, de Vic a Olot. Justo en el Km 11, a la derecha, encontramos un restaurante de color rojo llamado La Teulería. Nos desviamos por aquí, en seguida giramos a la izquierda, pasar por detrás de unas naves, seguir un pequeño tramo de pista asfaltada y encontramos una casa. Aparcar ahí.
En esta casa había habido el Restaurante Les Gorgues, ahora cerrado.

En esta preciosa casa cubierta de hiedra estaba
el restaurante "Les Gorgues"
Ahora está cerrado.

Aquí empieza la ruta. Y el primero que encontramos es el Salt del Cabrit.
No baja mucha agua, y la poca que baja es de color marrón, suponemos que a causa de la lluvia que cayó hace un par de días.
Vamos siguiendo el sendero y bajando hasta casi tocar el torrente en algunos puntos, para ver con detalle el salto.
Un poco más abajo está el Salt Gros de la Gorga. En este punto, este torrente vierte sus aguas en el Ter, formando un precioso salto en el que las aguas se deslizan por una alta pared rocosa.

Salt Gros de la Gorga

Caminamos bordeando altos riscos, con una preciosa imagen de este ensanche del rio y con una curiosa formación rocosa que aparece en un extremo de la pared rocosa que tenemos justo en frente. El Cap de Mort.

El Cap de Mort...

Un poco más adelante encontramos el Salt d'en Nara, volvemos a tener frentea nuestros ojos el Cap de Mort, en el que por cierto pudimos ver un par de cigüeñas, y a los pocos metros nos desviamos hacia la derecha, hacia un mirador. Desde este punto elevado tenemos una fantástica vista de las altas paredes rocosas que encierran el torrente.

Las altas paredes rocosas custodian rincones de gran belleza

Seguimos avanzando, bordeando los riscos, disfrutando de un día espléndido y de preciosas vistas.
Hasta que llegamos a un cruce. Estamos cerca del Salt de la Barra de Ferro.
Aquí hay que tener cuidado con lo que decidimos hacer.
Una opción es seguir adelante por el camino más o menos llano por el que íbamos, y llegar al Salt de la Barra de Ferro por la parte de arriba.
La otra opción, la que escogimos unos cuantos de nosotros, es tomar el sendero que sale por la derecha, en suave descenso, por preciosos bosques llenos de grandes helechos y musgos colgando de todas partes (lo más parecido a un bosque encantado) y que nos llevará al lecho del torrente, con lo que podremos ver este espectacular salto de 70 metros de altura desde allí mismo donde rompe el agua.

De cualquier rincón podría salir una ninfa, un hada o un duende...

Y os aseguro que es espectacular. Ver caer el agua, casi sobre nuestras cabezas, en un entorno precioso...

De abajo, a arriba...

El "problema" es que para salir de ahí hay que remontar un fuerte desnivel, por un sendero en fuerte pendiente, con tramos en los que tendremos que trepar un poco, equipados con cadenas que facilitan el ascenso. Nada del otro mundo, pero que deben tener en cuenta personas con poca movilidad o sensibles a las alturas.

Pasos equipados con cadenas

Subiendooooo........

En pocos minutos hemos ascendido a la parte alta del salto, desde donde también podemos verlo. Pero... comparado con lo que hemos visto, no hay color.

Con el sitio donde estábamos hace
unos momentos a mis pies... 

Retomamos el sendero que por la parte superior de los riscos nos sigue mostrando preciosas vistas i hermosos rincones.
Llegamos a un antiguo campo de tiro al plato donde hay una gran mesa de madera con bancos.
Un buen sitio para comer un poco y reponer el desgaste que han sufrido nuestros cuerpos.

Con tanto subir, bajar y trepar, entra un hambre....

Con las pilas cargadas, retomamos el camino. Ya estamos cerca de Santa María de Corcó. O l'Esquirol, que es su nombre original y el que reivindican muchos de los vecinos...
Nos detenemos a visitar la Font de l'Escudella. Sólo uno de sus caños lleva agua.
Llegamos al pueblo, lo cruzamos de punta a punta y vamos a ver el Pont de la Gorga.

Pont de la Gorga, a l'Esquirol

Desde el pueblo podemos disfrutar de excelentes vistas de la sierra de Cabrera y Pla d'Aiats. Incluso llegamos a distinguir la punta del campanario de la ermita del Santuario de Cabrera... Fantástico!

Fantástica vista de Pla d'Aiats y Serra de Cabrera.

Pasamos frente al antiguo hostal de l'Esquirol (ahora ya cerrado desde hace tiempo), giramos a la derecha, y ahí tenemos el magnífico puente.
Volvemos a cruzar el pueblo, esta vez en busca del antiguo Camí Ral, que antiguamente unía Vic y Olot, y que nos llevará al sitio donde esta mañana hemos dejado los coches.
Desde este camino podremos disfrutar de unas excelentes vistas sobre Bellmunt, Serra d'Ensija, el inconfundible Pedraforca, e incluso en días claros el Cadí.

Una curiosa y antigua placa en la Calle Mayot de l'Esquirol

En resumen, una ruta de gran belleza, magnífica combinación de agua, rocas, saltos, pozas, vistas...
En día fantástico, con una gente genial. Se puede pedir más??
Ánimo, fuera pereza y... a caminar!

1 comentario: