Presentación del blog

¡Saludos a tod@s!

Como su mismo nombre indica, este blog está destinado a recoger, paso a paso, todas mis salida, excursiones, rutas y viajes. Siempre a pié. Pequeñas escapadas, visitas a pueblos, rutas cortas, largos recorridos... Pero siempre a pie.

Mi idea es dar a conocer y compartir con todos mis lectores esos maravillosos rincones que muchos desconocemos y pasamos por alto, cuando están ahí, muy cerca de nosotros. O no tan cerca...


jueves, 3 de abril de 2014

L'ESCALA - SANT PERE PESCADOR - EL CORTALET

Ruta realizada el día 30 de marzo de 2014
Distancia: unos 20'5 km.
Caminantes: Trotacamins de Martorelles y yo misma.

Hoy hemos hecho una nueva etapa del GR-92, en nuestro objetivo de realizar todo el tramo desde Blanes hasta Portbou.
Tal y como apuntaban todas las previsiones, el día ha amanecido muy nublado y con algo de lluvia, pero justo a la hora de empezar a caminar, ha cesado la lluvia y nos ha permitido realizar toda la ruta sin sobresaltos.
L'Escala. La Naturaleza desatando toda su furia...

Hemos empezado en l'Escala, donde nos hemos reunido en el Port Vell, y hemos tomado dirección a Sant Martí d'Empúries, bordeando la costa.
Las olas,embravecidas por el temporal de levante, rompen con fuerza contra las rocas, ofreciéndonos el magnífico espectáculo de la furia de la Naturaleza en todo su esplendor.
Alternando pasarelas, senderos y paseos, hemos pasado por la Platja del Rec, el Portixol y Muscleres Grosses.

Por fortuna se consiguió parar los proyectos que había para convertir toda esta hermosa zona en una especie de macro-urbanización, y una marina residencial para 60.000 personas en el sistema lagunar situado entre las desembocaduras de los rios Muga y Fluviá.
Me aterra pensar qué hubiera sido de tanta belleza si alguno de estos proyectos hubiera prosperado.
Poco antes de llegar a Sant Martí d'Empúries, se encuentra un gran recinto con las excavaciones de las famosas ruinas greco-romanas d'Empúries.
El gran recinto con las excavaciones de las ruinas greco-romanas de Ampúries.

Para los que gusten de un poco de información, dejo un par de enlaces.

http://www.cbrava.com/empuries/empuries.es.htm

http://www.infoemporda.com/2011/01/ruinas-de-ampurias-empuries.html

Por fin llegamos al pequeño pueblo medieval de Sant Martí d'Empúries.
Hoy parece que vamos un poco más lentos que de costumbre. Tal vez la perspectiva de una ruta totalmente plana, nos empuja a detenernos un poco más para  admirar las maravillas que se van cruzando en nuestro camino.

Una curiosidad llama nuestra atención en Sant Martí d'Empúries: las ruinas del castillo a que hacen referencia los cómics del Capitán Trueno, de Víctor Mora.
El castillo del Capitán Trueno.

Tras un buen rato inspeccionando y admirando este pueblo lleno de historia, y con los dedos entumecidos de tanto hacer fotos, retomamos el GR-92  y nos dirigimos a Cinc Claus. Un primer tramo por carretera, pero no tardamos en dejarla y empezar a seguir una ancha pista forestal que no dejaremos hasta Sant Pere Pescador.
Este minúsculo pueblo, si es que podemos definirlo como tal, presenta unas características fuera de lo normal. Se trata de cinco antiguas masías(actualmente se han construido un par más de ellas), alrededor de la ermita de Santa Reparada.
Por cierto.... ¿Alguien ha oído hablar de Santa Reparada? Os lo cuento....
Con sólo 12 años, fue una virgen martirizada en Palestina durante la persecución de Decio, al no querer renunciar al cristianismo.
Se cuenta que, cuando fue degollada, su alma fue vista salir del cuerpo y volar en forma de blanca paloma.
Ermita de Santa Reparada

Entre las masías de Cinc Claus destaca el Mas Concas, que había sido propiedad de la escritora Caterina Albert, más conocida como Víctor Català, convertida ahora en restaurante especializado en cocina de mercado. Su dueño, muy amablemente nos explica el origen del curioso nombre de este municipio y que está ligado al hecho de que fueran cinco las masías originales.
Cinc masos, cinc claus. Cinco masías, cinco llaves.
Original y resultón.
Mas Concas

En este punto hacemos la primera parada para reponer fuerzas. Tanta belleza abre el apetito...
Ya repuestos tomamos camino hacia l'Armentera. En este tramo de nuestra ruta cruzamos inmensos campos de árboles frutales, la mayoría de ellos manzanos, y también campos de forraje.
Pasamos l'Armentera y llegamos al rio Fluviá, que discurre manso y majestuoso.
Bordeamos el río hasta cruzarlo por el único puente de acceso a Sant Pere Pescador.
Ya en la otra orilla, seguimos bordeando el río y nos deleitamos con sus marismas y su exuberante vegetación.
Espectacular belleza.

Toda esta zona es reserva natural parcial para la protección de la nutria.
Frente a la Isla de Caramany encontramos un mirador con un banco, un lugar perfecto para observar la fauna con unos prismáticos.
Y en el tramo final del río, un gran espectáculo nos aguarda: la desembocadura, la "gola del Fluvà". Y las aguas del embravecido mar luchando con la mansedumbre del río que, sin prisa pero sin pausa, vierte pausadamente su caudal en este punto.
La gola del Fluvià.

Estamos en la playa de Sant Pere Pescador y debemos bordear el Càmping Nàutic Almatà. En este punto, nuestros estómagos empiezan a rugir reclamando alimento. Nuestro deseo de comer frente al mar se ve truncado por el fuerte viento de mar que es bastante frío y muy molesto.
Viendo que las vallas del camping están un poco deterioradas en algunos puntos, decidimos colarnos en su recinto y buscar la protección de uno de sus edificios.
La idea ha sido buena y hemos podido comer tranquilamente una surtida muestra culinaria. Esta vez, con café incluido.
Tras tomarnos el tiempo necesario para alimentar nuestros cuerpos como es debido, salimos del camping sin dejar ningún rastro de nuestro paso, e iniciamos el último tramo de la ruta de hoy hasta El Cortalet.
Este ha sido el tramo más agradecido de toda la ruta, por su belleza y los tesoros que alberga.
El corazón de "Els Aiguamolls de l'Empordà".
Largas pasarelas de madera nos permiten admirar de cerca las marismas.

Tramos con pasarelas de madera sobre grandes marismas, o por senderos de gran belleza por su variada y exuberante vegetación, observatorios elevados desde poder observar diferentes tipos de aves, entre ellas las majestuosas cigüeñas, recintos con caballos o vacas... Una auténtica maravilla que disfrutamos como niños.
Preciosos senderos....

Nidos de cigüeñas, desde uno de los observatorios.

Y por fin el Cortalet.
El Cortalet es un cortal o masía de carácter ganadero. Actualmente ha sido reformado para acoger la sede y el principal punto de información dels Aiguamolls.
Aquí podemos encontrar una cafetería, aseos, una zona de pic nic, el pàrking, y toda la información que necesitemos sobre la fauna y la flora.
También es el punto de inicio de muchas rutas, con o sin guías.

Para los que no conozcan la zona ni su historia, debo decir que, las marismas o pantanales empodaneses, antiguamente ocupaban casi toda la llanura de la Bahía de Roses y del bajo Ter.
Para haceros una idea, y como curiosidad, el Massís del Montgrí se encontraba aislado por las aguas, y los griegos fundaron Empúries en una isla entre las antiguas desembocaduras de los ríos Fluvià y Ter.
Aquella gran extensión de marismas fue menguando y desapareciendo a causa de la desecación causada por la agricultura y la ganadería, para evitar el paludismo y, a partir de los años 60, a causa del desenfrenado crecimiento urbanístico.
Si durante el año 1976 no se hubiera iniciado una feroz campaña de defensa de lo que quedaba de esas marismas, actualmente no quedaría ni el más mínimo rastro de esta zona húmeda.
Y este fue el punto final de nuestra ruta.
Una jornada encantadora, en la que hemos tenido oportunidad de descubrir gran variedad de paisajes: mar, río, dunas, marismas... todo ello aliñado con el placer de una inmejorable compañía.

Un saludo a tod@s y hasta la próxima!!!

1 comentario: