Presentación del blog

¡Saludos a tod@s!

Como su mismo nombre indica, este blog está destinado a recoger, paso a paso, todas mis salida, excursiones, rutas y viajes. Siempre a pié. Pequeñas escapadas, visitas a pueblos, rutas cortas, largos recorridos... Pero siempre a pie.

Mi idea es dar a conocer y compartir con todos mis lectores esos maravillosos rincones que muchos desconocemos y pasamos por alto, cuando están ahí, muy cerca de nosotros. O no tan cerca...


viernes, 11 de octubre de 2013

TOSSA DE MAR - SANT FELIU DE GUÍXOLS

Ruta de unos 25 km desde Tossa de Mar hasta Sant Feliu de Guixols, pasando por Sant Grau d'Ardenya.
Lo pasamos muy bien ese día, a pesar de la lluvia que acabó cayendo...
Gran variedad de paisajes, variedad también en el tiempo, empezamos con sol, llovió y al final el cielo nos obsequió con un hermoso arco iris, espléndidas vistas y muy buena compañía.

Panorámica de Tossa, con el promontorio en el que se
asienta el castillo.
Realizada el día 29 de septiembre de 2013, en compañía dels trotacamins de Martorelles.
Todo y las previsiones de mal tiempo, el día amanece radiante.
El punto de encuentro fue la estación de autobuses. Fácil de encontrar y de aparcar los coches.
En una ruta como la de hoy, que no es circular, lo primero es organizar los coches, para tener transporte al final del día.
Atravesamos la población hasta la playa, desde donde empezamos el auténtico recorrido, hacia el este.
Cuando se acaba la playa empezamos a ascender y podemos contemplar hermosas vistas de Tossa de Mar con el promontorio sobre el que se asienta el castillo.


A medida que ascendemos, las vistas sobre esta población
van ganando belleza.
Seguimos bordeando la costa y descubrimos que los altos acantilados esconden rincones preciosos, al abrigo de las rocas.


Rincones de ensueño
También descubrimos algunas cuevas, utilizadas presuntamente en tiempos de piratas. De ahí el nombre de al menos una de ellas: "Cova Morisca"


Cova Morisca
El día sigue siendo espléndido y entre nosotros nos reímos de las predicciones de lluvia que había hecho el servicio meteorológico. ¡Qué ingenuos!
El sol calentaba lo suyo y, de no ser porque no íbamos preparados, de buena gana más de uno de nosotros se hubiera dado un chapuzón en alguna de esas maravillosas calas.

Cala Bona. Y... bona, bona, bona que estaba...
Aguas transparentes, contrastes de colores, un auténtico paraíso a nuestro alcance.


Vista de la Cova Morisca y Cala Bona.
Seguimos bordeando la costa por encima de los acantilados, disfrutando de las excelentes vistas hasta la Cala Pola y cruzamos el cámping Pola, hasta encontrarnos con el GR-92, por el que iniciaremos el ascenso por el Massís de ses Cadiretes, hasta Sant Grau d'Ardenya.


Por si alguien se pregunta de donde viene el
nombre de Massís de ses Cadiretes...
Menuda guasa el que puso todas esas sillas aquí.
Agradecimos la sombra que nos proporcionaba el bosque durante el ascenso. y a cada curva del camino nos maravillábamos de las vistas que iban ganando en belleza a medida que subíamos más y más.
Nos detuvimos unos momentos en la "Ermita de la Mare de Deu de Gràcia". Se merece un poco de atención.
Está en ruinas, algo restaurada y tiene su historia.... Más información aquí 
La ermita tiene su encanto. Las paredes de su interior están decoradas con una imagen de la "Mare de Deu de Gràcia", pintada sobre pizarra, y una gran cantidad de cruces y ofrendas de todo tipo.


Ermita  Mare de Deu de Gràcia
Las cruces y las ofrendas cubren sus paredes.

Imagen de la Mare de Deu, pintada en pizarra, rodeada de crucufijos
y ofrendas

También nosotros aportamos nuestro granito de arena al conjunto de las ofrendas. una piedra en la que escribimos el nombre del grupo y la fecha, dejará constáncia de nuestro paso por el lugar.

Nosotros también dejamos huella de nuestro paso:
el nombre del grupo y la fecha
Debido al calor y al esfuerzo, surgió un pequeño contratiempo: el agua empezaba a escasear.
Y las fuentes que encontramos a nuestro paso estaban completamente secas. Tuvimos que andar con ojo y racionar un poco.

Todas las fuentes estaban completamente secas. Hay que hacer
estas rutas con buena provisión de agua.
Nos acercábamos a Sant Grau d'Ardenya.

El Collet de la Creu
Y por fin  un merecido descanso. Tiempo para comer y reponer fuerzas y para dar una vuelta y visitar la ermita.

Un merecido descanso en Sant Grau d'Ardenya
Salut!!!!
Sant Grau d'Ardenya
Sant Grau d'Ardenya
Cuando retomamos el camino nos dimos cuenta de que el día había cambiado.
Negros nubarrones que no presagiaban nada bueno empezaron a adueñarse del cielo.

Oh, oh.... Parece que va a llover...
Durante un rato se mantuvo indeciso. Hasta que San Pedro abrió las puertas y soltó el agua.
Todos corrimos a sacar de las mochilas impermeables y capelinas para protegernos. Pronto los caminos se llenaron de agua, pero también tenía su encanto. Un bosque bajo la lluvia ofrece un aspecto maravilloso.
Y la lluvia hizo su aparición....
Ya de entrada a Sant Feliu había cesado de llover e hizo su aparición un precioso arco iris. Ya faltaba poco para llegar al final. Las vistas sobre esa población así lo indicaban.

Y tras la tormenta un precioso arco iris, ya llegando a Sant Feliu
Pero nos quedaba un punto por ver. Aunque cansados, no dudamos en visitar Sant Elm.
Infonmación de Sant Elm

Ermita de Sant Elm, en Sant Feliu de Guíxols.
Desde aquí pudimos rematar la jornada con preciosas vistas sobre la población de Sant Feliu de Guíxols.


Sant Feliu, desde Sant Elm
Una jornada inolvidable y muy recomendable.

1 comentario:

  1. Tossa de Mar tiene una bonita historia y unas calitas increíbles para perderse de la civilización. Una fotografías magnícas. Gracias. Enhorabuena por el post.

    ResponderEliminar