Presentación del blog

¡Saludos a tod@s!

Como su mismo nombre indica, este blog está destinado a recoger, paso a paso, todas mis salida, excursiones, rutas y viajes. Siempre a pié. Pequeñas escapadas, visitas a pueblos, rutas cortas, largos recorridos... Pero siempre a pie.

Mi idea es dar a conocer y compartir con todos mis lectores esos maravillosos rincones que muchos desconocemos y pasamos por alto, cuando están ahí, muy cerca de nosotros. O no tan cerca...


jueves, 17 de octubre de 2013

TORROELLA DE MONTGRÍ - CASTELL DE MONTGRÍ - SANTA CATERINA - TORROELLA DE MONTGRÍ

Ruta realizada el día 6 de octubre de 2013 por "Excursionistas", un grupo recientemente creado y que está abierto a todas aquellas personas que deseen pasar un buen rato practicando el senderismo.
Próximamente ofreceré más información sobre este grupo.

Fotos de: Inés Rodriguez, Francisco Rodriguez, Óliver Bellido y Mª Clara Martínez

Tuvimos un día espléndido. Nada de frío y un sol radiante, que iluminaba los paisajes y las espectaculares vistas de luz y de color. Sólo en el castillo, en la parte más alta, soplaba bastante viento, incluso fuertes ráfagas que casi nos hacían perder el equilibrio.
Pero a pesar de ser del norte, no era nada frío, por lo que no resultaba demasiado molesto.
Un día perfecto.

Nuestro objetivo: la montaña y el castillo.
Mucha gente pareció tener la misma idea ese día...

Ruta muy bien señalizada. Y aunque en algún momento perdamos el camino o nos despistemos, es imposible perderse, puesto que el Massís de Montgrí son montañas peladas, no hay bosques. Lo único que hay que hacer es fijarnos en nuestro objetivo, ya sea una cima o un monumento. Y desde cualquier punto en que nos encontremos podemos llegar a él.

En la parte alta de la población de Torroella de Montgrí se encuentra el inicio de la pista que nos conducirá hasta la base de la montaña.
Excelente señalización y un buen mapa que nos ayudan
a situarnos sobre el terreno.

Un indicador nos informa que, de allí hasta el castillo, se tarda 45 minutos... Pero eso es sólo para gente que esté en muy buena forma. En una hora sí, se puede subir bastante bien, pero sin perder el ritmo ni pararse demasiado.
Como siempre advierto, en mi caso los tiempos son muy largos, pero es que nos detenemos a cada momento a hacer fotos o simplemente a contemplar el paisaje.

Empezamos a ascender por una pista forestal en buenas condiciones.
Ya aquí pudimos disfrutar de excelentes vista sobre la población y que iban ganando en espectacularidad a medida de que ascendíamos.

Preciosas vistas y vivos contrastes.

Pronto la pista forestal, ancha y en buen estado, se convierte en camino, mucho más estrecho y sobretodo muy pedregoso.
Aunque lo peor estaba por llegar...
Lo primero que nos sorprendió fueron esta especie de refugios. Había tres, desde Torroella hasta el Coll de la Creu. Según nos comentó alguien, a parte de ser utilizados por los pastores para cobijarse de las inclemencias del tiempo, también sirvieron como capillas durante las Romerías de la Virgen que antiguamente se organizaban por la zona.

Tres refugios como este, o capillas, se encuentran en el
tramo hasta el Coll de la Creu.

A medio camino del castillo está "el Coll de la Creu", donde hay un cruce de caminos.
Desde aquí podemos seguir ascendiendo hacia el castillo, o dirigirnos a Santa Caterina.
Lo más lógico y lo que suele hacer todo el mundo es visitar primero el castillo. Luego se decide qué más iremos a visitar...

El Coll de la Creu y la obligada foto de grupo

Tomamos el estrecho sendero que sube zigzagueando y en fuerte pendiente hacia el castillo.
También se puede subir en línea recta, como hicimos nosotros, trepando por las rocas, que no es muy diferente de lo que haríamos siguiendo el camino marcado.

Derechos hacia el castillo


En la cima nos esperan unas vistas espectaculares.
Y el castillo, claro.

Espectacular, dominando la cima.

Curiosamente este castillo no tiene nada en su interior. Pero no por estar en ruinas, sino por haber quedado inacabado.

No hay nada en su interior.


Información sobre el castillo.

En la parte más alta de sus murallas decidimos hacer una parada, comer unos bocadillos y disfrutar de las vistas, acentuadas por la luminosidad del día.

Vista sobre L'Estartit y Les Medes

Vista sobre Torroella.

La Badia de Roses i mes enllà el Cap de Creus...
Una passada.
Fixeu-vos en els contrastos: el cel, el mar, la terra...


Tras la visita al castillo decidimos descender y visitar la Ermita de Santa Caterina.

En lugar de volver al Coll de la Creu, nos dejamos guiar un poco por nuestro espíritu aventurero y descendimos por un estrecho sendero de rocalla suelta y casi en vertical. Un poco complicado por su fuerte pendiente y la gran cantidad de rocas sueltas que obligan a extremar las precauciones para no resbalar.

El camino de descenso, con una pendiente de infarto.


Y por fin, Santa Caterina. También aquí dedicamos un buen rato a inspeccionar toda la zona, hacer fotos y reponer las energías con otro bocata.

Ermita de Santa Caterina.

Esta Ermita se puede visitar los domingos y festivos, tiene servicio de bar, zona de pic-nic, venta de leña y porche preparado con barbacoas. Se puede llegar a ella por diferentes pistas forestales, desde L'Estartit o desde Bellcaire.

Y ya desde aquí iniciamos el regreso a Torroellla de Montgrí. Ahora por otro sendero, en mejor estado y sin tanto desnivel que el que habíamos tomado para bajar del castillo.
Y desde el Colll de la Creu, hacia Torroella.
Una ruta espectacular, por las vistas, el terreno y los monumentos que visitamos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario