Presentación del blog

¡Saludos a tod@s!

Como su mismo nombre indica, este blog está destinado a recoger, paso a paso, todas mis salida, excursiones, rutas y viajes. Siempre a pié. Pequeñas escapadas, visitas a pueblos, rutas cortas, largos recorridos... Pero siempre a pie.

Mi idea es dar a conocer y compartir con todos mis lectores esos maravillosos rincones que muchos desconocemos y pasamos por alto, cuando están ahí, muy cerca de nosotros. O no tan cerca...


domingo, 17 de marzo de 2013

PALAMÓS, VILLA MARINERA





Hola, amigos!!

Vista de Palamós desde el puerto pesquero

Hoy no estaba el tiempo demasiado bueno como para salir de ruta por la montaña. Prefiero no arriesgarme a que me pille un aguacero. Ya me mojo bastante trabajando...
He preferido dar una vuelta por Palamós y mostraros alguna de sus maravillas y sus rincones.

Escultura dedicada a las gentes del mar

Palamós es una villa marinera de unos 15.500 habitantes, cifra que se duplica e incluso más en verano, con el turismo.
Tal vez, lo más conocido sean sus preciosas playas, pero tiene más, mucho más.
Hermosas playas para disfrutar del sol y el agua

Es un pueblo que sabe mantener un buen equilibrio entre el ocio, la tranquilidad y la buena vida.
Tiene bulliciosas zonas de ocio cerca del puerto, pubs, bares musicales, restaurantes, tabernas...
La Planassa. Alrededor de este párking todo son bares, restaurantes,
bares musicales...

Las zonas residenciales son tranquilas, lo que permite un buen descanso, y goza de una gran gama de servicios que hacen que vivir aquí sea placentero.

Por descontado que el mayor atractivo es el mar. Las grandes playas, el Museo de la Pesca, la pesca y la subasta del pescado, deportes náuticos, degustación de todo tipo de productos del mar... Pero también tiene otras cosas.
Esta preciosa fuente es "La Rosa dels Vents". Indica el
nombre de cada uno de los vientos, según de done venga.
Pero es más conocida como "Font de les Granotes"(de las ranas),
pues los pequeños surtidores salen de la boca
de pequeñas ranas.

Si nos adentramos en el caso antiguo, podemos disfrutar de estrechas callejuelas y de antiguos vestigios de las clásicas construcciones que solÍan abundar en los pueblos de antaño.
Por ejemplo la calle de "la Volta". Aun se conserva una parte de esta antigua construcción, restaurada, y que solía enlazar unas casas con otras, frente a frente, por medio de una especie de pasillo elevado y que formaba un arco(una volta) sobre la calle.
La calle de "La Volta"

Este grabado nos muestra cómo se supone que fue Palamós en un principio

Algunas de sus calles más significativas, como la Calla Mayor, están cerradas al tránsito, permitiendo a la gente pasear con tranquilidad y curiosear o comprar en alguna de sus muchas tiendas.
Y ¿Por qué no? Degustar unas tapas o algunas de las especialidades marineras con un buen vino, en sus restaurantes, bares y tabernas.
La calle Mayor, ideal para pasear.

A nuestro paso podemos admirar monumentos, estatuas,  fuentes y muchos restos del pasado de esta villa. Todo muy bien restaurado y conservado.

Y el puerto deportivo, al otro lado de la pequeña península en que se asienta el pueblo, totalmente independiente del puerto pesquero. En este puerto, en verano atracan los más suntuosos yates. Digno de ver y admirar. Y de envidiar, a veces...
Port Marina, el puerto deportivo

También podemos disfrutar de toda clase de actos y actividades pensadas para que el visitante, pueda pasar una magníficas vacaciones con toda su familia.
Y también los residentes, claro.
Excursiones de todo tipo, a pie, en barco, a caballo...
Ferias de artesanía, pintura, productos de la tierra...
Exquisita y diversa gastronomía.
Ocio nocturno para todos. Las más animadas fiestas, música en vivo, pubs donde reunirse con los amigos...
Visitas guiadas, exposiciones, grandes tiendas, gran oferta de cámpings y apartamentos, gran variedad de deportes...
Y para quien no quiera hacer nada, grandes y limpias playas para tomar el sol, o el gran paseo marítimo, que invita a sentarse en alguno de sus bancos, bajo la sombra de los grandes árboles y leer un buen libro, charlar con los amigos, o sencillamente dejar vagar la mente hasta los confines del horizonte.
Un bellísimo paseo marítimo recorre toda su fachada litoral.
En verano es una delicia por la sombra de los árboles.

En fin que, quien se aburre es porque quiere.
Un bonito lugar, tanto para pasar las vacaciones como para vivir todo el año.

1 comentario:

  1. Tienes toda la razón.Palamos,además de todo lo que has comentado,para mi,es el sitio perfecto para vivir durante todo el año y mantenerse en forma en todos los sentidos: intelectual,física y deportiva...un lugar didáctico donde aprender la vida con toda su intensidad.Lo tiene todo.

    ResponderEliminar