Presentación del blog

¡Saludos a tod@s!

Como su mismo nombre indica, este blog está destinado a recoger, paso a paso, todas mis salida, excursiones, rutas y viajes. Siempre a pié. Pequeñas escapadas, visitas a pueblos, rutas cortas, largos recorridos... Pero siempre a pie.

Mi idea es dar a conocer y compartir con todos mis lectores esos maravillosos rincones que muchos desconocemos y pasamos por alto, cuando están ahí, muy cerca de nosotros. O no tan cerca...


domingo, 10 de marzo de 2013

SANT ANTONI DE CALONGE - LA BISBAL Por Puig d'Arques.


Hola amigos

Esta es la ruta que hice ayer, sábado 9 de marzo de 2013.
La montaña en cuya cima está la "Creu de Castellar"

Salí de Sant Antoni de Calonge hacia La Bisbal, pasando por Sant Cebrià dels Alls y el Puig d'Arques.
El regreso, de La Bisbal a Sant Antoni de Calonge, lo hice en autobús.
En total hice unos 30 km
La dificultad, media.
Sólo salir de Calonge me encontré esto: la riera con bastante agua

El tiempo... Eso lo dejo para cada uno. Yo salí de casa a las 7'15 de la mañana y llegué a La Bisbal  las 18'30. Pero es que para mí, salir de ruta no es sólo poner un pie delante del otro y tira millas. Cuando salgo a hacer alguna ruta, no voy a competir con nadie, ni a hacer ninguna carrera, ni con un tiempo ya estipulado que deba cumplir. Yo, lo único que pretendo con estas rutas y salidas, es disfrutar al máximo.Detenerme a observar todos y cada uno de los puntos de interés que me vaya encontrando por el camino, ya sean paisajes, ruinas, flora o fauna. Por eso, el tiempo que empleo es tan grande.
El primer indicador. 

En realidad, según marcan los indicadores que me fui encontrando y confiando en que sean acertados, este trayecto se puede hacer en poco más de 8 horas, mas los paros y descansos. Aunque no sé yo, si la subida se puede hacer en 4 horas, en todo caso hay que estar en muy buena forma.

Sed previsores con el agua, sobretodo en verano. Las fuentes estarán secas. Yo me ventilé casi tres litros, la subida me hizo sudar de lo lindo.
Bocatas, fruta, alguna galleta... El desgaste es grande.
Los senderos que seguí en esta ocasión están muy bien indicados. No hallé problemas en ningún sitio. Aunque, por si acaso, llevaba un mapa de la zona. No la conozco y odio perderme o dar vueltas innecesarias.

Bien, aclarado esto, debo decir que fue una ruta magnífica. La belleza paisajista es excepcional, abundan los restos de antiguas construcciones, y posee una rica y variada flora y fauna.
Salí de Calonge, justo al final de la calle "Del Biller". El sendero a seguir era el PR C 116, de color amarillo y blanco, y empecé a ascender hasta "La Creu de Castellar", la cima de un pequeño cerro, pero que ofrece unas espectaculares vistas sobre Calonge, Sant Antoni, Palamós y sus alrededores.
Vista desde el mirador de "La Creu de castellar" Por desgracia el sol
estaba completamente de cara y no salió muy bien.

Can Marguerit de Dalt
Pasé por Can Marguerit de Dalt, en ruinas, y llegué a can Mont.

Ahí tuve un pequeño susto. Ante mí se alzaba una gran puerta metálica. Dudé en qué hacer durante unos minutos. Las marcas amarillas y blancas me indicaban que aquel era el camino, pero... Eché una ojeada por entre los barrotes y me dí cuenta de que sí, el camino era aquel, rodea una casa y sigue. Por lo tanto, pasé por un estrecho paso que había en un lateral y seguí adelante. No entiendo qué hacen estas puertas ahí en medio...
A poco más de 1'5 km, más o menos, encontré un indicador a un mirador. Vi que eran unas grandes rocas a las que trepé de la manera que pude. Cuando me puse en pie, en lo alto de la roca y no apta para vértigos, pude admirar una vista espectacular sobre un profundo valle y el mas Rosselló.
Vista desde el mirador

 De nuevo en el camino y a pocos metros del mirador, está la "Font Nina", con un abundante caudal de agua. Pero claro, esta semana pasada llovió mucho y es normal. Unos ciclistas me aseguraron que, todas estas fuentes, sólo tienen agua después de llover, y en verano ni eso.
Llegué a un cruce en el que dejé el PR C 116 y tomé el SL C 29, marcas verdes y blancas, en dirección a Sant Cebrià dels Alls. A dos horas de camino.
Un mas

La primera mitad, es una pista foresta, que sube, sube y sube, hasta can Tallades, una massía en construcción o restauración...
Dejando atrás este mas, nos adentramos en zonas boscosas y estrechos senderos, con muchos riachuelos, saltos de agua e incluso algunas pequeñas pozas. Todo ello gracias a las recientes lluvias, claro.
Y por fin llegué arriba, al cruce con el GR, blanco y rojo.
Giré a la derecha, a Sant Cebrià dels Alls.
Sant Cebrià dels Alls

 Apenas 5 minutos. Me sorprendió. No lo conocía y no sé qué esperaba encontrar. Son los restos de un castillo y una ermita restaurados, y las ruinas de algún otro edificio.
Volví atrás y seguí en dirección al Puig d'arques. La subida es fuerte, esta es la cima más alta del macizo de Las Gabarras, con 535 m. Pero el premio merece la pena.
El observatorio meteorológico del Puig d'Arques,
visible desde muchos puntos de Las Gabarras.

El mirador, al lado del observatorio.

 Un mirador de madera elevado ofrece excepcionales vistas sobre Las Gabarras, que se extienden a todos los pueblos de alrededor y montañas lejanas. La sensación es de absoluta libertad, como un pájaro, con el suelo a muchos metros por debajo.
Unas vistas impresionantes.

Francamente maravilloso.
Tras el tiempo dedicado a observar tanta belleza,viene el descenso.
Opté por el PR C 103, que pasa por can Genoer, hasta La Bisbal. Según un indicador, en 4 horas, y muy exacto.
Pasé por la castañeda de can Genoer, visité la fuente y un arboç centenerio(un madroño), y seguí descendiendo por pista forestal.
La castañeda de can Genoer.


El madroño centenario.

 Hasta que me encontré con la Riera Pastells, con buen cauce de agua. Y... Como unas seis veces que el camino la cruza. Y cada vez era mas ancha. Ya os podéis imaginar cómo quedaron mi calzado y mis pantalones...
De ahí a cerca de La Bisbal, se pasa por estrechos senderos de exuberante vegetación. Encontré violetas, helechos, musgos y un montón de ranas y sapos que saltaban a mi paso. Y es que el sendero más parecía un riachuelo que un camino.
Preciosos paisajes

A la salida del bosque, ya en puertas de La Bisbal, de nuevo la riera, ancha y con mucha agua. Chap - chap y nuevo remojón.
Y a partir de aquí, las granjas y campos aledaños a esta población, camino plano, y el sol poniente que ofrecía un precioso contraste de los verdes intensos de los campos, con el azul del cielo del atardecer de un precioso día.
Por fin, en puertas de La Bisbal!!


Saludos y hasta la próxima!!




No hay comentarios:

Publicar un comentario