Presentación del blog

¡Saludos a tod@s!

Como su mismo nombre indica, este blog está destinado a recoger, paso a paso, todas mis salida, excursiones, rutas y viajes. Siempre a pié. Pequeñas escapadas, visitas a pueblos, rutas cortas, largos recorridos... Pero siempre a pie.

Mi idea es dar a conocer y compartir con todos mis lectores esos maravillosos rincones que muchos desconocemos y pasamos por alto, cuando están ahí, muy cerca de nosotros. O no tan cerca...


sábado, 9 de abril de 2016

PLAYA Y ESCULLS DE CANYET

Día 9 de abril de 2016
En solitario.
Rincón de la Costa Brava.

Esta es la situación de la Cala Canyet

En este caso no se trata de ninguna ruta. Vi unas fotos y no podía creer que tuviera aquella maravilla tan cerca y no la conociera. Así que, a media tarde, cogí el coche, la cámara y todos los chismes, y me dispuse a pasar un buen rato. 

Rincones con mucho encanto

Para llegar a la playa de Canyet, que pertenece al municipio de Santa Cristina d'Aro, Hay que coger la carretera de las curvas que va desde Sant Feliu de Guíxols hasta Tossa de Mar. Entre estas dos poblaciones se encuentra la urbanización Rosamar, por la que siguiendo la calle principal, llegaremos a un aparcamiento de tierra bastante grande, a nuestra izquierda.
Me dirijo hacia el mar y descubro lo más parecido al paraíso....

Aguas y fondos de impresionantes colores
A mi izquierda una magnífica playa, la cala o platja de Canyerets. Unos 100 metros de arena gruesa y aguas de un impresionante color azul.
A mi derecha un sendero que bordea el mar encaramándose por un promontorio que forma la punta de Canyet. Lo sigo, paso por un vértice geodésico y llego a la parte más alta donde hay una glorieta. Un lugar perfecto para disfrutar de las magníficas vistas.

Un entorno de ensueño
Sigo recorriendo el sendero, bajo del promontorio y llego a la estrecha pero hermosa cala de Canyet. Esta es una cala muy estrecha y flanqueada por altos y verticales muros de piedra.

Cala Canyet
Siguiendo un estrecho caminito empedrado, voy rodeando toda la punta que cierra la cala, y cuando giro hacia el otro lado se muestran ante mis ojos los Esculls y el Pont de Canyet.
Avanzo un poco más, pero el camino queda cortado. Creo que hay un proyecto para que tenga continuidad con el del otro lado...

Hoy tengo que dar media vuelta y salir arriba, frente al restaurante Rosamar, donde hay una escultura dedicada a Ava Gardner, una amante de esta zona.


Escultura dedicada a Ava Gardner
Sigo un nuevo caminito en dirección a la playa de Canyet. Playa de grandes guijarros y piedras de curiosas formas, al abrigo de altos acantilados y en cuyo extremo descubro aquello que me llamó la atención en fotos y me hizo venir hasta aquí: la punta, els esculls y el pont de Canyet.


El puente, las rocas y  el agua....
Se ha sabido aprovechar la belleza de la zona permitiendo llegar hasta la punta de los pequeños arrecifes por un serpenteante y estrecho puente de piedra.

Una auténtica maravilla. Un lugar ideal para pasarse horas, contemplando cómo rompen las olas contra las rocas. o para venir de noche a hacer fotos nocturnas...


Practicando algo de foto nocturna.....
Pasé un buen rato, entre salpicaduras de espuma blanca, viento y gaviotas que revoloteaban de roca en roca....
Un sitio para volver.

TODAS LAS FOTOS AQUÍ


No hay comentarios:

Publicar un comentario