Presentación del blog

¡Saludos a tod@s!

Como su mismo nombre indica, este blog está destinado a recoger, paso a paso, todas mis salida, excursiones, rutas y viajes. Siempre a pié. Pequeñas escapadas, visitas a pueblos, rutas cortas, largos recorridos... Pero siempre a pie.

Mi idea es dar a conocer y compartir con todos mis lectores esos maravillosos rincones que muchos desconocemos y pasamos por alto, cuando están ahí, muy cerca de nosotros. O no tan cerca...


sábado, 16 de abril de 2016

12 CASTELLS DE LLERS - Camí Natural de la Muga - Salt de la Caula



Llers, Tierra de historias y leyendas, de brujas y vampiros...

Ruta realizada el día 16 de abril de 2016
Caminant per Catalunya
Recorrido: 16,2 km
Desnivel acumulado: 300 metros

Mapa del recorrido

LAS FOTOS, AQUÍ


MÁS FOTOS, AQUÍ

En la ruta de hoy hemos combinado historia y naturaleza.
Por un lado recorreremos el lugar donde se encuentran (o se encontraban) estos doce castillo de Llers y que formaban una importante red defensiva.
También recorreremos un tramo del Camí Natural de la Muga, disfrutando de un entorno natural de gran interés.
Iniciamos nuestro camino en Llers, un pequeño pueblo del Alt Empordà, al NW de Figueres y empezamos visitando su castillo. Este castillo está situado en lo alto de una colina, dominando el pueblo, y todo lo que queda de él es una torre cilíndrica de gran tamaño, unos 12 metros de altura por otros 12 de diámetro y muros de 2 metros de grueso, y rodeada por una muralla.

Torre y parte del muro.

Tras dos años de restauración (2011 a 2013), se ha rehabilitado una gran sala en el muro sur, cuyos muros se conservan hasta el arranque de la vuelta y que debió de ser impresionante. Actualmente esta sala está habilitada como espacio cultural donde se realizan espectáculos teatrales y musicales.
También se instaló un acceso permanente a la torre por su puerta original mediante una pasarela elevada.

Los restos de sus muros evidencían una formidable construcción.

En esta población había cuatro castillos más de los que no queda absolutamente nada.
En febrero de 1939, los republicanos habían almacenado 200t de trilita en la iglesia. Y para que no cayesen en manos de los nacionales, se avisó a la población y se hizo estallar. Por eso en Llers no hay casco antiguo.

Vista del pueblo.

Dejamos atrás el pueblo, atravesamos el vecindario La Vall, y llegamos al Castell Sarraí, del que tan sólo queda parte de una pared y unos pocos restos esparcidos.

Castell Sarraí


 Andando entre verdes e inmensos campos de trigo, llegamos al Castell del Gorg. Tampoco queda gran cosa de este castillo. Trazas de algunos muros y poco más.

Castell del Gorg

Por pista forestal, siempre rodeados del verde de los campos salpicados de amapolas, llegamos a tocar del pueblo de Pont de Molins.

Rojas amapolas dando un toque de
color a los campos de trigo.

En un recodo del camino y completamente emboscado, se encuentra el Castell de Molins. Un poco elevado en un cerro están los restos de un pequeño castillo típico de los siglos XI – XII, con anchas murallas hechas con guijarros en la parte exterior y en el interior mortero de cal y arena para unir las piedras.

Restos del Castell de Molins, casi devorado por el bosque

El recinto es más o menos cuadrado, con aposentos, patio central y muralla con almenas, también se poden ver algunas aspilleras, torre del homenaje circular de tres pisos, pequeña y fuerte, y capilla románica dedicada en Santa María. El hecho de estar tan emboscado hace que cueste mucho distinguir todo ello.
En este punto iniciamos el tramo de recorrido del Camí Natural de la Muga, resiguiendo la orilla de este río.

Espacios de gran belleza
Agradecemos la sombra de grandes árboles de ribera y descubrimos que todos estos antiguos molinos que es construyeron a lo largo del río, evidentemente ahora en desuso como tales, todavía mantienen restos de las esclusas, y esto hace que podamos disfrutar de saltos y rincones donde vale la pena pararse.

Las antiguas esclusas, forman espectaculares saltos
Uno de estos molinos ha sido rehabilitado y convertido en el hotel "El Molí"
Al poco de dejar este hotel, llegamos a una amplia zona junto al río, habilitada con un par de mesas y bancos para descansar y disfrutar de la belleza de uno de los muchos saltos de agua.

Rincones donde parece detenerse el tiempo....

Descansamos unos momentos y seguimos nuestro camino, y después de un tramo de pista forestal algo más soleado, llegamos a la pequeña población de Les Escaules.

Vestigios de antiguos portales de acceso al pueblo de Les Escaules.

Cruzamos La Muga por un antiguo puente de piedra, atravesamos el pueblo, del que destacan la iglesia de Sant Martí y algunas calles y portales muy antiguos, y nos dirigimos al salto de la Caula, que es encuentra a unos trescientos metros del pueblo.
Espectacular.
Salt de la Caula


El salto forma parte del torrente de la Caula, que salva el desnivel de los riscos en una impresionante caída de más de 30 metros de altura. El lugar es aprovechado desde los años 20 del siglo XX por un restaurante que tiene una terraza que da delante mismo del salto.

Las aguas de la Caula impregnando todo de vida...

Hasta hace unos pocos años, alrededor dela poza que forma este salto había un conjunto de mesas y bancos y una fuente para hacer pic-nic. Pero debido al desprendimiento de una gran roca, actualmente el lugar es encuentra cerrado y no se puede acceder. Este es un buen lugar para hacer una breve parada, una cerveza y disfrutar del espectacular salto.
Pero tenemos que seguir nuestro camino si no queremos que se nos haga de noche...
Retrocedemos hasta el pueblo e iniciamos el ascenso al castillo de Les Escaules.
Castillo de Les Escaules

Después del de Llers, este es el que es conserva en mejor estado, aunque tan sólo queda una torre cilíndrica, que tiene unos 10 metros de altura y a la cual se puede acceder a su parte superior por una escalera interior, y los restes de algunas paredes y murallas.

El pueblo de Les Escaules, desde el castillo.
El hecho de que esté situado en la cumbre rocosa de un cerro de 235 metros, hace que desde aquí arriba se pueda disfrutar de unas vistas espectaculares. Tenemos una espléndida imagen del pueblo de Les Escaules en primer término, por debajo de nuestros pies, la plana empordanesa, los cultivos y las montañas cubiertas de pinares al fondo.
Vistas espectaculares

Y si vamos más allá, veremos las sierras prepirinencas, los Pirineos, el valle de la Muga y al fondo Roses y el mar. También podemos ver una amplia zona de bosque que hace unos pocos años se quemó.Tenemos que volver a retroceder un trozo de camino, hasta coger una pista que nos llevará de regreso a Llers.
Pasamos por bosques de encinas, algunos pinares y huertos que aprovechan el agua de los muchos torrentes y riachuelos de la zona.
Las vistas no nos dejan indiferentes.
Buena vista del Canigó.


Unos metros antes del último castillo, el de Hortal, disfrutamos de unes espléndidas vistas al Pirineo, presidido por el Canigó aún nevado, el pre-Pirineu, Les Alberes, la plana empordanesa y al fondo, Roses y el mar.
Vamos bajando suavemente, hasta el castillo de Hortal, del que tan sólo quedan los restes de una torre cilíndrica y algún trozo de muralla o pared.

Restos de torre del Castillo d'Hortal

Unos metros más adelante pasamos por la fuente de Hortal, de agua potable. Una mesa y unos bancos hacen el lugar ideal para la última parada antes de llegar al final de la ruta de hoy.
Desde esta fuente sólo nos queda continuar por la pista que nos lleva hasta la carretera y en pocos minutos llegamos de vuelta en Llers.

Iglesia parroquial de Sant Julià i Santa Basilissa.

Esta ha sido una ruta muy completa. Historia, leyendas, naturaleza.. todo ello en un entorno dominado por las buenas vistes y rincones de gran belleza.A pesar de sus más de 16 km, el poco desnivel acumulado (tan sólo 300 metros), hacen que sea poco más que una espléndido paseo.
Os esperamos a todos en la próxima salida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario