Presentación del blog

¡Saludos a tod@s!

Como su mismo nombre indica, este blog está destinado a recoger, paso a paso, todas mis salida, excursiones, rutas y viajes. Siempre a pié. Pequeñas escapadas, visitas a pueblos, rutas cortas, largos recorridos... Pero siempre a pie.

Mi idea es dar a conocer y compartir con todos mis lectores esos maravillosos rincones que muchos desconocemos y pasamos por alto, cuando están ahí, muy cerca de nosotros. O no tan cerca...


sábado, 6 de junio de 2015

PLA DE L'ESTANY - Banyoles - Sta Maria de Porqueres - Les Estunes - La Puda - Banyoles

Salida realizada el día 6 de junio de 2015
Amb Caminant per Catalunya
Recorrido: unos 13 km

Hoy decidimos hacer una visita a la comarca del Pla de l'Estany.

Estany de Banyoles

Cuando oímos el nombre de esta comarca, lo primero que nos suele venira la cabeza és l'Estany de Banyoles, pero también hay muchísimas cosas más de gran interés para conocer y visitar.
A lo largo de la ruta de hoy hemos descubierto y visitado algunas de las zonas y rincones más emblemáticos de los alrededores de de Banyoles.

Típico, típico, típico....

Aparcamos los coches junto al restaurante "La Carpa de l'Estany" (primer punto emblemático del recorrido....).
Empezamos caminando por el paseo, sombreado por grandes plátanos, a tocar del agua, por la zona sur del lago y en sentido horario.

Rodeados de gran belleza

No tardamos en llegar a una de los rincones más peculiares: "Els Desmais".
El nombre le viene por los árboles que encontramos en este lugar, unos grandes sauces cuyas ramas llegan a besar el agua. En esta zona están las fuentes de la Filosa y la del Ferro, ambas devoradas por la maleza y sin agua.
Un poco más adelante, tras sobrepasar l'Estanyol del Vilar que nos queda a la izquierda, encontramos la curiosa Font del Vilar. La curiosidad és que tiene forma de puerta de hierro y que el agua brota de su manija. Sólo hay que descubrir cómo hacerla brotar....

La Font del Vilar

Seguimos bordeando el lago, bajo el amparo y la sombra de los grandes árboles, hasta el Pont dels Tenyers.
En frente nuestro, elevada sobre un pequeño cerro, la magnífica Iglesia de Santa María de Porqueres, una auténtica joya del románico del siglo XII.

Iglesia de Santa María de Porqueres

Es muy probable que fuera su magnífica portalada la que le valiera ser declarada Monumento Nacional el año 1931. Sobresale casi un metro de la fachada y está enmarcada por cuatro arcos en degradación. Y a ambos lados de la puerta un par de columnas con los capiteles bellamente tallados.

La magnífica portalada

Junto a la iglesia, la rectoría a un lado y una pequeña construcción cuadrada, abierta a los cuatro vientos, denominada "comunidor" y que solía ser utilizado por los sacerdotes para conjurar los malos espíritus de una meteorología adversa, como en caso de riesgo de tormentas, mediante rezos y rituales...

El comunidor

Volvemos a la pista principal y nos acercamos a ver la Font del Rector, muy cerca de allí. Apenas unas gotas asoman tímidamente de su caño...
Seguimos avanzando y un indicador nos desvía hacia el mirador de la Punxa Freixenet. Desde este sitio tenemos unas excepcionales vistas sobre el lóbulo sur del lago.
Regresamos a la pista principal y seguimos adelante. Este tramo de camino está lleno de auténticas maravillas, como el mirador de la Cuaranya. Desde un mirador de madera situado en este punto tenemos una espectacular vista de todo el lado.

Panorámica desde el mirador de la Cuaranya

Y de nuevo en la pista, un sendero nos adentra a descubrir las pequeñas pero no exentas de gran belleza, lagunas de Can Cisó.
Unos metros mas adelante, un desvío bien señalizado nos indica "Ruta de Can Morgat"
La seguimos y ya nos separamos de l'estany para dirigirnos a Puig Clarà.

Caminos que nos permiten una agradecida sombra
en los días más calurosos.

Pasamos muy cerca de la gran masía de Can Morgat, que queda un poco elevada y oculta por los árboles. Y de sus lagunas. Toda esta zona está llena de pequeñas lagunas de gran valor ecológico, y estas de Can Morgat fueron restauradas para recuperar los ambientes acuáticos del entorno de l'Estany de Banyoles.
Dejamos atrás la lagunas e iniciamos el ascenso al Puig Clarà.


Vistas desde el Puig Clarà
A medida que ganamos altura observamos cómo va cambiando la vegetación a nuestro alrededor.
Del bosque de rivera pasamos a robledales, encinas y pinos, en la parte más elevada de este cerro.
La cima está a 315 metros de altura y un par de miradores elevados hacen las delicias del caminante.
Uno, literalmente colgado hacia el gran lago.
Una fantástica visión de l'Estany de Banyoles y todos sus alrededores se abre ante nuestros ojos.
El gran lago de intenso color azul, las lagunas, los campos de cultivo, las masías.... como un precioso collage multicolor nos deslumbra con su belleza. Y las sierra y montañas hasta donde se pierde la vista. La plana de l'Empordà, montañas de Begur, Montgrí, les Gavarres, les Alberes, serra de Roda....
Y desde el otro mirador, las montañas de la Alta Garrotxa y el Pirineo Oriental, con la ermita de Sant Patllari en primer término...
Una verdadera maravilla....
El descenso del Puig Clarà és rápido, por senderos de gran belleza, hasta volver al puente dels Tenyers, frente a la iglesia de Sta María de Porqueres.

Caminos de gran belleza

Deshacemos un pequeño tramo del que recorrimos antes, hasta el estanyol del Vilar, que rodearemos por el otro lado.
Antes nos detenemos a abastecernosde agua en la fuente del Vilar. El calor es muy intenso y estamos secos.

Estany del Vilar

Ahora nos dirigimos al paraje de Les Estunes,un paraje muy especial.
Se trata de unas curiosas formaciones geológicas milenarias que han dado lugar a todo tipo de historias y leyendas.



Les Estunes

El suelo es de roca de travertino (rocas sedimentarias), y por efectos de algún ancestral terremoto se formaron grandes grietas en ellas, algunas de buen tamaño que nos permiten recorrerlas por su interior. La experiencia es fenomenal. Estrechos pasadizos de altas paredes de roca que apenas dejan pasar la luz del día, la sensación de sentirse en el interior de la tierra, casi engullidos por ella... genial!

Pasajes estrechos y tortuosos...

Dejamos Les Estunes y ya nos dirigimos hacia Banyoles por els Aiguamolls de la Puda.
Pasamos por un tramo de pasarelas y puentes de madera, rodeados de exuberante vegetación, sobretodo grandes plantas de cola de caballo.
Aquí encontramos preciosos y curiosos estanques, como el de la Cendra, con sus aguas de color gris ceniza. También hay observatorios de aves, en concreto de cigüeñas.

Estanyol de la Cendra

Y ya fuera del recinto de los humedales, llegamos a la Font Pudosa y el antiguo balneario de la Puda (ahora en estado ruinoso)
Esta es un típica fuente de agua rica en ácido sulfhídrico, lo que le da ese olor a huevos podridos tan característico y su color y sabor.

Balneariy Font de la Puda

Y ya hemos regresado al paseo del gran Estany de Banyoles.
Pero queda un detalle por comentar.
Sus típicas y tan emblemáticas pesqueras.

Las Pesqueras.

Son esas construcciones que se adentran en las aguas del lago y a las que se accede por una pasarela.
De hecho no se pueden visitar. Son totalmente privadas.
Su construcción se inició en el siglo XIX, y empezaron con una función puramente práctica: poder pescar (de ahí deriva su nombre)
Pero con el tiempo evolucionaron aumentando su superficie y en casetas para guardar una barca, un signo de riqueza y posición social, llegando a su máximo esplendor con el auge de la burguesía de Banyoles, en que se ampliaron, y se decoraron según la época, y que incluso servían de alojamiento.
Hay 20 en total, y a partir de 1931 el Ayuntamiento limitó la construcción de más pesqueras.
La de hoy ha sido una preciosa ruta, asequible para todos, con poco desnivel. Está muy bien señalizada, puesto que forma parte de una red de pequeñas rutas propuesta por el Ayuntamiento de Banyoles. Nosotros en realidad hemos hecho dos de estas rutas. La de Can Morgat, y la de Les Estunes.

Gran cantidad de fauna...

Han sido 13 km disfrutando de rincones de gran belleza y descubriendo que, a parte del gran lago, el Pla de l'Estany esconde parajes de gran riqueza ecológica, humana y paisajista.
Muy recomendable para todos.
Saludos y hasta pronto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario