Presentación del blog

¡Saludos a tod@s!

Como su mismo nombre indica, este blog está destinado a recoger, paso a paso, todas mis salida, excursiones, rutas y viajes. Siempre a pié. Pequeñas escapadas, visitas a pueblos, rutas cortas, largos recorridos... Pero siempre a pie.

Mi idea es dar a conocer y compartir con todos mis lectores esos maravillosos rincones que muchos desconocemos y pasamos por alto, cuando están ahí, muy cerca de nosotros. O no tan cerca...


domingo, 5 de abril de 2015

VALL DE BOÍ - Estany de Llebreta - Planell d'Aigüestortes

Ruta realizadael día 5 de abril de 2015
Recorrido: unos 16 km
El desnivel acumulado es de unos 600 metros
Caminantes: Ton Brecha y yo.

Tercer y último día de vacaciones en la Vall de Boí.
Y por descontado que no podía marchar de este idílico lugar sin hacer una visita al Parc Nacional d'Aigüestortes i Estany de Sant Maurici.
Para hacer esta ruta nos dirigimos en coche desde Barruera hasta el párking de la Palanca de Molina, donde hay una caseta de control e información, y dejamos el coche. Se llega por la carretera que va a Caldes de Boí (L-500), pasado el cruce hacia Boí, por la derecha encontramos un cartel que nos indica la entrada al Parque Nacional.
Ha amanecido un día radiante. El cielo es de un azul intenso y el sol llena de luz y color todo el valle.

El sol empieza a iluminar las montañas y a llenar de luz todo el valle.

En este punto nos encontramos a unos 1410 metros e iniciamos el camino siguiendo la Ruta de la Llúdriga. Vamos por el margen derecho del río, en suave ascenso, muy cerca del cauce del agua.
El paisaje es de una belleza extraordinaria. Caminamos por zona boscosa y en los tramos del camino que no da el sol quedan restos de nieve (Y hielo, que en algunos puntos es bastante resbaladizo...)

Algunas zonas con nieve helada....

Encontramos un puente a la izquierda y lo cruzamos (el camino que va hacia la derecha está cortado, posiblemente por algún alud, frecuentes en esta zona).

Puente colgante sobre las aguas.

Estamos resiguiendo el cauce del rio Sant Nicolau, que nace en el Estany Llong, y al que van a parar gran cantidad de pequeños torrentes y riachuelos. Algunos de estos torrentes los cruzamos por pasarelas de madera.
Llegamos a la ermita de Sant Nicolau, muy sencilla, de estilo románico y que se encuentra en un descampado junto a un par de edificios más que están en ruinas.

Ermita de Sant Nicolau

Desde aquí, por pista forestal, descendemos hasta el Estany Llebreta.
Impresionante belleza.

Estany Llebreta

Seguimos un tramo mas de pista forestal hasta que tomamos un sendero por la derecha, cruzamos un par de torrentes y llegamos a la Cascada del Sant Esperit. Un mirador junto a este salto invita a disfrutar durante unos minutos de la belleza de esta cascada, cuyas aguas bajan furiosas entre grandes rocas, formando grandes pozas, llamadas "marmitas de gigante"

Cascada del Sant Esperit. Fascinante

Seguimos ascendiendo por el sendero, cruzamos dos veces la pista forestal y llegamos a un grifo con agua.
Ya casi hemos llegado, y en pocos minutos llegamos a la caseta de información del parque, en el Planell d'Aigüestortes.
Girando hacia la derecha encontramos el Mirador de Sant Esperit. Un impresionante balcón que nos ofrece bellas panorámicas sobre el valle por el que hemos caminado hace unos minutos.

Vista del valle que acabamos de recorrer, con el Estany Llebreta
al fondo, desde el Mirador de Sant Esperit.

Estamos en el punto más alto de nuestro recorrido, 1827 metros.
Y uno de los más hermosos: el Planell d'Aigüestortes.
En este lugar, unas pasarelas de madera nos permiten disfrutar de un entorno casi mágico, de aguas tranquilas y de preciosos colores.

Me faltan palabras para describir la belleza de este lugar.

Por aquí hay una buena cantidad de nieve, cosa que, en contraste con el bosque, las aguas y el cielo azul, no hace más que aumentar la belleza del lugar.

Nieve, agua, árboles, sol.... 

Damos un par de vueltas por las pasarelas (una sabe a poco) e iniciamos el camino de regreso.

Las pasarelas de madera nos permiten recorrer con
comodidad este maravilloso entorno.

Básicamente es el mismo camino por el que subimos, con la excepción de que en lugar de volver a pasar por la ermita de Sant Nicolás, esta vez bordearemos l'Estany Llebreta.


Los altos picos se elevan como gigantes custodiando un mundo lleno de tesoros...

Esta es una encantadora ruta por una zona en la que hay infinitas variantes para alargarla y adaptarla a todos los gustos,.
Además, existe la posibilidad de subir (o bajar) hasta el Planell d'Aigüestortes utilizando el servicio de taxis del Parque, con lo que se puede hacer con toda la familia.
Muy recomendable para todos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario