Presentación del blog

¡Saludos a tod@s!

Como su mismo nombre indica, este blog está destinado a recoger, paso a paso, todas mis salida, excursiones, rutas y viajes. Siempre a pié. Pequeñas escapadas, visitas a pueblos, rutas cortas, largos recorridos... Pero siempre a pie.

Mi idea es dar a conocer y compartir con todos mis lectores esos maravillosos rincones que muchos desconocemos y pasamos por alto, cuando están ahí, muy cerca de nosotros. O no tan cerca...


martes, 7 de enero de 2014

BARCELONA

Hoy ha sido un día excepcional.
A pesar de que el tiempo no ha acompañado demasiado, ha sido una jornada cargada de recuerdos, nostalgia y emociones.
Recuerdos de cuando era pequeña y mis padres me llevaban a visitar los monumentos y rincones más emblemáticos de esta ciudad.
Nostalgia de un tiempo y del aspecto de algunos sitios de los que sólo me quedan los recuerdos.
Y la emoción de un encuentro con una persona muy especial.

Empecé la jornada muy temprano, llegando en autobús a la Estación del Norte a las 8'30 de la mañana. Había que aprovechar el día.
Estació del Nord

A estas horas, la ciudad empezaba a despertar. Todo estaba cerrado, excepto bares y cafeterías. El tránsito era escaso, por estar cerrados los colegios, y poca gente se movía por las calles.
Y el día no pintaba muy bien. Una nubes bastante amenazadoras parecían gritarme desde el cielo: "Vamos a fastidiarte..."
Pero no lo consiguieron.
Saliendo de la estación de autobuses me dirigí al Arc de Trionf. Hice las primeras fotos y empezaron a caer las primeras gotas.
-Vamos bien - pensé.
Arc de Trionf

Por la Ronda Sant Pere me dirigí a Plaça Catalunya. Ahí tuve el primer desencanto: toda la plaza estaba ocupada por el pabellón de las pistas de hielo y las famosas fuente apagadas. Ningún parecido con lo que yo recordaba de esta hermosa plaza. Lo que más recuerdo es la gran cantidad de palomas que acudían a tu alrededor con sólo tirar unas migas de pan, y las fuentes, con sus surtidores y cascadas.
Desde aquí seguí hacia Plaça de la Universitat. El sóbrio edificio de la Universitat de Barcelona se impone en esta palza.
Universitat de Barcelona

Seguí por la Ronda Sant Antoni hasta la Plaça del Mercat de Sant Antoni. Sólo la zona de las paradas de productos frescos estaba abierta y no pude resistir la tentación de entrar y echar un vistazo.
Luego la Avinguda Mistral hasta Plaça Espanya. Durante este trayecto la lluvia se hizo un poco más intensa y a punto estuve de tener que ponerme el impermeable.
Avinguda Mistral. La lluvia amenazaba estropearme el día.

Pero no duró mucho y pude seguir admirando la belleza del lugar, con la plaza de toros Les Arenes, ahora reconvertida en un gran centro lúdico y comercial y las dos torres de entrada de la Avinguda de la Reina Maria Cristina, flanqueada por los edificios Palaus de la Fira de Mostres y Palau de Congresos.
Plaça Espanya, plaça de torus Les Arenes y el Tibidabo al fondo.

También esas dos torres estaban en restauración, con andamios de arriba a abajo y recubiertas con un gran anuncio comercial.
Al fondo, emergiendo magestuoso sobre una gran escalinata, el Museu Nacional d'Art de Catalunya(MNAC) Palau Nacional.
Museu Nacional d'Art de Catalunya, Palau Nacional.

Sobre un primer tramo de esta escalinata, la Font de Montjuic, también apagada. Sólo la Cascada vertía sus aguas para deleite de todos los visitantes.
Sobre un segundo tramo, el Palau Victoria Eugenia y el Palau Alfons XIII, a ambos lados de la Plaça de les Cascades.
Cuando dí por finalizado el recorrido por esta zona, me reuní con este amigo tan especial, Ricardo Pallarés, mi profesor de Lengua y Literatura de EGB.
Unos momentos inolvidables.

En la terraza de un bar, frente a un par de cervezas, con él pasé el mejor rato de la jornada. Entre recuerdo y recuerdo, historias y anécdotas, llegó el momento de decirnos "hasta pronto" y seguí mi camino, ahora por el Paral·lel, hasta Drassanes y el Monument a Colom.
Monument a Colom

Seguí por Les Rambles, muy concurridas a estas horas del mediodía. Me deleité con las casetas que venden toda clase de cosas, recuerdos de Barcelona: helados, comida rápida y por descontado las flores. Pasé por delante del Liceu, la Font de Canaletas, y volví a la Plaça Catalunya, ahora con las fuentes en funcionamiento.
Les Rambles, con sus típicas paradas de flores.

Font de Canaletas

ahí seguí por l'Avinguda Portal de l'Angel, hasta la majestuosa Catedral. Este es uno de los puntos que no había visitado nunca y me impresionó mucho. Todo un entorno de gran belleza arquitectónica.
La Catedral

Tomé rumbo a Santa María del Mar. Uno de los puntos que más añoranza me causaron, puesto que esta iglesia y su entorno eran los que solía visitar más a menudo con mis padres cuando iban al Born, en sus tiempos gran mercado mayorista.
Recuerdo que solíamos parar a desayunar en alguna de las granjas de aquellos estrechos callejones, y recuerdo muy especialmente aquella nata de elaboración propia que tanto nos gustaba... ¡Qué tiempos aquellos...!
Santa Maria del Mar

Y como no, visita al Born, ahora convertido en museo, puesto que al quedar en desuso e intentar edificar en aquel lugar, se descubrió que su subsuelo escondía un tesoro: los restos de la antigua ciudad del año 1700, arrasada para remodelar la ciudad y construir la Ciutadella.
Entrada del Born

Interior del Born, con los restos de la ciudad de 1700

Ya sólo me quedaba por visitar el Parc de la Ciutadella.
Parc de la Ciutadella - Cascada

Un bonito lago para un paseo en barca

Magníficos jardines, la Cascada, el Mamut, el lago con las barcas, el Parlament...
Y aquí dí por finalizada esta visita a Barcelona.
Queda muchísimo por ver y visitar. Otro día un poco más. Hoy mis pies ya no aguantan más.
Hasta la próxima.

2 comentarios:

  1. Parece que hoy nos hemos puesto de acuerdo con el destino de la salida.....jajajajaja que curiosa la mente del senderista.
    http://ovellotscanovelles.blogspot.com.es/2014/01/senderisme-urba-el-parc-guell.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si, amigo. A veces pienso que los senderistas somos una especie de mundo aparte y que poca gente ajena a.este mundo es capaz de comprender.
      Saludos!

      Eliminar